Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán celebra el Día del Ejército

Las Fuerzas Armadas hebreasReuters
El Ejército iraní celebra este sábado el Día de las Fuerzas Armadas. Para ello, Teherán ha sido testigo de uno de los mayores despliegues aéreos de su historia. El presidente iraní ha abierto los actos en el mausoleo donde descansan los restos mortales del fallecido ayatolá Jomeini, líder de la Revolución Islámica, en este día donde se rinde tributo a la capacidad militar de la nación.
Mahmud Ahmadineyad, ha asegurado en ese discurso que Irán es uno de los países "más fuertes de la región y de gran parte del mundo, y ningún país se atreve a amenazarlo".
Irán está en el conflicto por las armas nucleares e Israel se prepara para atacar. El Ejército israelí espera la posibilidad de que el Gobierno dé luz verde a una ofensiva aérea a gran escala contra las instalaciones nucleares de Irán, según han adelantado fuentes de Defensa hebreas al diario británico 'The Times'.
Entre los pasos adoptados por las Fuerzas de Defensa israelíes se encuentra la adquisición de tres aviones AWAC y la realización de simulacros de ataques. Las fuentes calculan que, en caso de que finalmente se produzca la ofensiva, Israel intentaría alcanzar más de una decena de objetivos, entre ellos convoyes en movimiento. En cuanto a los puntos exactos de estos lanzamientos, destacan los centrifugadores capaces de producir uranio de Natanz, los almacenes de gas de Esfahan o el reactor hidráulico de Arak.
Eso sí, el Ejecutivo hebreo no comenzaría una operación de este tipo sin el apoyo de la administración de Estados Unidos, que precisamente ha inaugurado un nuevo tono en sus relaciones con Irán. Porque un ataque contra Irán implicaría cruzar el espacio aéreo de Jordania e Irak, donde existe una fuerte presencia de las fuerzas norteamericanas.