Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán detiene al hijo y al abogado de Sakineh Ashtiani, la mujer condenada por lapidación

El hijo de Sakineh Mohammadi Ashtiani, la mujer que había sido condenada a muerte en Irán por lapidación, Sajjad Ghaderzadeh, y el abogado de ésta, Houtan Kian, fueron detenidos este domingo por la tarde junto con dos periodistas alemanes en la ciudad de Tabriz, según ha informado este lunes el Comité Internacional contra la Ejecución en su página web.
Según esta organización, que ha estado siguiendo muy de cerca el caso de Ashtiani, las fuerzas de seguridad iraníes irrumpieron en la oficina del abogado hacia las 19.00 horas mientras se estaba llevando a cabo una entrevista y detuvieron a Sajjad, al letrado y a los dos reporteros.
Por el momento no se tienen datos sobre su paradero ni su situación. Según el Comité, lo único que se sabe es que, en el momento del arresto, uno de los periodistas estaba al teléfono hablando con Mina Ahadi, portavoz del Comité Internacional contra la Lapidación y el Comité Internacional contra la Ejecución, y éste tuvo que colgar repentinamente cuando llegaron las fuerzas de seguridad.
Informado el Gobierno alemán
Desde que se produjeron las detenciones, Mina Ahadi intentó durante varias horas contactar con ellos sin éxito. Asimismo, contactó con las autoridades germanas, concluye el comunicado.
"Sajjad (Ghaderzadeh) había aceptado dar esta entrevista con la condición de que se celebrara en la oficina del abogado Houtan Kian", ha relatado Ahadi al diario galo 'Le Monde'. "Yo estaba traduciendo la entrevista (desde Frankfurt) cuando se produjo un incidente. Entonces el periodista alemán preguntó qué pasaba y le obligaron a colgar", ha añadido. "Desde entonces los móviles de Sajjad, Houtan Kian y de los dos periodistas están apagados", ha precisado.