Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigados ocho 'espías' de la Comunidad de Madrid

Investigados por la corrupción en MadridCNN+
El diario 'El País' ha dado a conocer nuevos datos sobre el caso de espionaje que implica al Gobierno de Madrid. Según esa información la juez que instruye el caso habría solicitado a la compañía MoviStar, de Telefónica, información sobre el posicionamiento de ocho teléfonos móviles utilizados por agentes del Gobierno regional durante los seguimientos al ex consejero, Alfredo Prada, y al vicealcalde de la capital, Manuel Cobo.
La juez quiere saber dónde estaban esos teléfonos cuando se produjeron los seguimientos a altos cargos del PP de Madrid. Un portavoz de la comunidad ha asegurado este domingo a CNN+ y Noticias Cuatro que ellos son "los primeros interesados en que se descubra toda la verdad".
Según cita 'El País', los ocho números de teléfono de los que tendrá que informar Telefónica a la Policía Judicial pertenecen a personal de confianza de la Dirección General de Seguridad Ciudadana de la Consejería de Interior. De las ocho personas, sólo dos son empleados públicos, los agentes Pinto y Palomo. Curiosamente, son los únicos de todo el personal fijo del departamento que no tenían a diario una función de seguridad asignada a una consejería determinada, sino que dependían directamente de Sergio Gamón, el director de Seguridad Ciudadana, hombre de confianza de Aguirre.
De los otros seis teléfonos que investiga la juez, tres corresponden a agentes del Cuerpo Nacional de Policía que Gamón fichó cuando le nombraron director general de Seguridad Ciudadana de la Comunidad, que son personal de su absoluta confianza y que sólo trabajaban para él. Los tres restantes, los usan tres guardias civiles que fueron fichados personalmente por Granados.