Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tren Celta pasó por el tramo de obras hasta 8 veces antes del accidente

Cinco días llevaban en marcha las obras de la estación donde ocurrió el siniestro. Esto significa que los maquinistas sabían que en ese tramo había que reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora. Además el tren sólo iba con dos minutos de retraso, por lo que en principio no había motivos para ir con velocidad excesiva. El martes la caja negra arrojará luz sobre las causas. Sabremos si el maquinista iba demasiado rápido o si la razón del accidente es otra.