Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La investigación en Pizarra por la muerte de Lucía sigue abierta

Aunque la hipótesis principal sobre la muerte de Lucía, según la cual la niña habría fallecido tras ser golpeada en la cabeza por el tren, parecía cerrar el caso, las líneas de investigación siguen muy abiertas. Porque según el informe de la autopsia, en el cuerpo de la pequeña no hay señales de haber caminado durante tres kilómetros por la vía del tren, llena de matojos y desniveles, una zona de muy difícil acceso. La policía judicial sigue hablando con el entorno de la niña para recabar testimonios que ayuden en la reconstrucción de los hechos. También analizan muestras biológicas y de la ropa de la niña, y las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona.

Además, se mantiene el operativo en el área que comprende la estación de tren de Pizarra, y el lugar donde aparece Lucía, cerca de Álora, en un tramo en el que la vía del tren y la carretera están muy cerca.

Los vecinos están consternados y no pueden creer que la niña llegara sola hasta allí en plena noche.