Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Internet podría alargar los fines de semana

Si la revolución industrial trajo los fines de semana al ahorrar tiempo de producción, la revolución digital podría alargarlos a tres días al ahorrarnos todavía más.
Hoy casi todo se puede hacer desde el móvil y hay robots que ya sustituyen puestos de trabajo. Si podemos hacer lo mismo en menos horas, podríamos librar más tiempo. Son las dos caras de la era digital: nos da herramientas para producir más rápido, pero nos hace más prescindibles, aunque hay negocios, como la hostelería y el comercio, donde lo ven incompatible.