Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior afirma que ETA buscaba elevar la moral del la banda con el plan de fuga

RubalacabaReuters
El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, empieza este lunes a tomar declaración a los siete detenidos en la operación que permitió desbaratar los planes de ETA para sacar de la prisión de Huelva a varios miembros de la banda encarcelados allí.
Entre ellos esta Gorka Garcia Sertutxa, condenado por intentar matar al rey. También Igor Solana Matarran, pistolero en su día del comando Andalucía. Otro de los presuntos implicados es Arkaitz Goikoetxea, ex jefe del comando Vizcaya.
La policía esta interrogándoles y analizando la documentación intervenida tanto en Huelva como en Bilbao y Getxo donde se hallan los domicilios de los otros tres detenidos, las compañeras de dos activistas y un abogado de gestoras, Iñaki Goyoaga.
En Huelva los vecinos viven con autentico desconcierto la detención de Juana Ortas, que alojaba a familiares de los presos en su casa. La mujer ha sido puesta en libertad.
Hipótesis de Interior
El ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba ha afirmado que "al intentar liberar a dos presos de la cárcel de Huelva, ETA pretendía dar un golpe que elevara la moral de la banda. El plan frustrado por la Guardia Civil tenía, según Rubalcaba, un factor psicológico elemental.
Según las investigaciones de la Guardia Civil, García Sertutxa y Solana Matarranz eran los terroristas a los que ETA había designado para protagonizar la fuga, mientras que Arkaitz Goikoetxea lideraba el comando encargado de la ejecución material de la operación. En este sentido, la investigación ha permitido saber que en los planes iniciales se había previsto la fuga en el verano de 2007, pero fue aplazada al verano de 2008, época en la que se frustró por la actuación de la Guardia Civil al desarticular el 'comando Vizcaya' en julio de ese año. Sin embargo, según Interior, ETA mantenía sus planes para ejecutar la fuga durante el próximo verano.
Los Hechos
La Guardia Civil frustraba este sábado un plan de fuga de la cárcel de Huelva en una operación en la que han sido detenidas, por el momento, siete personas. Tres de ellas son presos de ETA. Dos han intentado fugarse de la cárcel de Huelva.
En esta operación, también se ha detenido a dos de sus novias, una vecina de Huelva y a Iñaki Goyoaga, un abogado del entorno de la banda terrorista. Además, la Guardia Civil ha procedido al registro de celdas, domicilios y lugares de trabajo de los detenidos y mantiene el operativo policial para el total esclarecimiento de los hechos.
Los planes para la fuga fueron descubiertos entre la documentación intervenida al que fuera número uno de la banda Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', detenido junto a otros tres miembros de la organización el 20 de mayo de 2008 en Burdeos (Francia).