Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Implantarse un microchip en la mano para entrar al trabajo o encender el ordenador? Las empresas empiezan a proponérselo a sus empleados

Llevamos años usándolos para identificar a nuestras mascotas por si se pierden. Pero ahora, los microchips dan un salto cualitativo: a nuestras manos. Varias empresas han empezado a implantárselos a sus empleados. Desde ahora, con un gesto de su mano, pueden pagar, hacer fotocopias o abrir puertas. Pero ... ¿Y si nuestros jefes deciden usarlos para vigilarnos día y noche? O peor aún. ¿Y si nos hakean?