Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex recupera la senda alcista con una subida del 0,74% y marca el nivel más alto en lo que va de mes

Recortes para los inversiones en BolsaCNN+/Cuatro
El parqué madrileño ha vuelto este jueves a la senda alcista al repuntar un 0,74 por ciento al cierre de la sesión, que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 9.755,1 puntos, la cota más alta en lo que va de mes, aupado por el repunte de la banca y de los grandes valores, como Telefónica y Repsol YPF e Iberdrola.
La banca ha aplaudido que se vayan a publicar las pruebas de stress para demostrar la solvencia el sistema financiero español, y los primeros resultadosmuestran que Banco Santander es el banco mejor calificado en dichas pruebas realizadas a las 30 mayores entidades de la Unión Europea, según han asegurado fuentes gubernamentales.
El Santander también ha confirmado la existencia de conversaciones para la posible compra del banco estadounidense M&T, en el que Allied Irish Bank (AIB) cuenta con una participación del 22 por ciento, y que ha lanzado una oferta de compra por las oficinas de Royal Bank of Scotland (RBS) para fusionarlas con su negocio británico.
El Santander ha liderado los avances de la banca, con un 1,59 por ciento, seguido de BBVA (+1,29 por ciento), Bankinter (+0,51 por ciento) y Banco Sabadell (+0,11 por ciento), aunque Banco Popular y Banco Sabadell no han podido escapar a los descensos y retrocedieron un 0,16 por ciento y un 0,12 por ciento, respectivamente.
Entre los ascensos también se han situado Inditex (+1,75 por ciento), Iberdrola (+1,07 por ciento), Repsol YPF (+0,94 por ciento) y Telefónica (+0,91 por ciento). Entre los mayores descensos se colocaron FCC (-2,92 por ciento), Técnicas Reunidas (-2,73 por ciento) y Grifols (-2,62 por ciento).
La venta de deuda pública también ha impulsado al Ibex
La adjudicación de 3.479 millones de euros en obligaciones a 10 y 30 años por parte del Tesoro español, con tipos marginales del 4,911 por ciento y del 5,937 por ciento, respectivamente, lo que supone crecimientos del 0,84 y 1,17 puntos porcentuales en cada caso respecto a los de la subasta anterior, ha impulsado al selectivo a mediodía, con subidas por encima del 1 por ciento, aunque finalmente ha moderado el repunte por los 'números rojos' de Wall Street.
Así, por un lado, el importe de la subasta ha rozado el máximo previsto, de 3.500 millones de euros, y ha superado con creces el esperado, de 2.500 millones de euros, pero al nivel más alto desde 2001 en el primer caso, y desde 1998 en las obligaciones a 30 años.
Concretamente, los inversores solicitaron obligaciones a 10 años por valor de 5.656 millones de euros, de los que se han adjudicado 3.000 millones, mientras que a 30 años el volumen solicitado fue de 1.173 millones de euros, con una adjudicación final de 479 millones.
Sin embargo, esta colocación fue posible gracias a un encarecimiento de la deuda en línea con las últimas operaciones. En el caso de las obligaciones a 10 años, el tipo marginal fue 0,84 puntos porcentuales superior al de la última subasta, en abril de este año, cuando se situó en el 4,074 por ciento.
El FMI desmiente las especulaciones sobre la ayuda financiera a España
La jornada ha sido muy volátil y el Ibex ha registrado grandes variaciones, ya que en los primeros minutos se ha hundido hasta los 9.600 puntos, mientras sobre las 13.00 horas superó los 9.800 enteros. Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha desmentido rotundamente las especulaciones referidas a la posibilidad de que España hubiera solicitado algún tipo de ayuda financiera y se ha mostrado hoy favorable a la decisión de España y Alemania de hacer públicos los resultados de las pruebas de estrés.
Asimismo, el FMI, el BCE y la CE han cosiderado que Grecia está cumpliendo el programa económico acordado y que las políticas se están implementando "tal y como se acordó", lo que también ha contribuido a calmar los ánimos de los inversores en todos los mercados.