Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 pierde un 1,5% al cierre pero logra salvar los 10.000 puntos

El Ibex abrió en negativo y registró 'números rojos' durante toda la sesión, llegando a poner en peligro incluso la cota de los 9.900 puntos. No obstante, la apertura alcista de Wall Street permitió al selectivo mantener por la mínima el nivel de los 10.000 enteros.
La banca fue de nuevo protagonista de los descensos, cuyo recortes lideró Banco Santander (-2,71%), seguido de Bankinter (-2,13%), BBVA (-1,98%), Banco Popular (-1,74%), Banco Sabadell (-1,68%) y Banesto (-1,24%).
Entre los recortes también se han situado Inditex (-5,54%), tras presentar sus resultados, OHL (-2,71%), Iberia (-2,24%), Abengoa (-2,03%), Acciona (-1,98%), Repsol YPF (-0,98%) y Telefónica (-0,89%).
Por el contrario, las subidas fueron para Acerinox (+3,38%), Indra (+3,07%), ArcelorMittal (+2,25%), Ebro Foods (+1,48%) y Gamesa (+0,94%).
Influencia de EEUU
Los buenos datos procedentes de Estados Unidos han logrado mitigar el ánimo vendedor de los inversores, pero la desconfianza ha llevado al Ibex a registrar el mayor descenso de Europa, seguido de Lisboa (-1,01%), París (-0,58%), Francfort (-0,16%) y Londres (-0,15%).
El sector financiero ha sido uno de los más castigados por las advertencias de las agencias de calificación crediticia, ya que Fitch ha rebajado el 'rating' de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) por los retos que afronta este sector financiero y sus dificultades para acceder a la liquidez externa en un entorno económico adverso.
Moody's
Además, Moody's ha puesto bajo vigilancia negativa, para su posible degradación la nota (Aa1) del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dado que su deuda está "total e incondicionalmente" garantizada por el Gobierno español. La agencia recuerda que el Gobierno necesitará captar en 2011 unos 170.000 millones de euros y señala que los bancos españoles tienen que refinanciar en 2011 alrededor de 90.000 millones en deuda.
Los expertos subrayan que el anuncio de Moody's ha despertado de nuevo el miedo a los problemas de la deuda pública que, además, se está viendo perjudicada por la subida de rentabilidades en sus emisiones, así como de la banca.
Compra de bonos

No obstante, los analistas de IG Markets consideran "un error" generalizar e incluir a toda la banca, dado que las diferencias entre las distintas entidades "son abismales". Los expertos señalan que el mercado no atraviesa el mejor escenario para acoger este tipo de noticias, en especial, ante la subasta de bonos del Tesoro español del jueves.
Soledad Peyón, analista de IG Markets, subraya, además, que la evolución de la rentabilidad del bono español a lo largo del día ha ido "de más a menos" y que la jornada comenzó con rentabilidades del 5,6%, a media mañana descendió hasta los 5,49% y, ya entrada la tarde, los descensos han llegado hasta el 5,45%.
Esta situación, explica la experta, podría llevar la firma del BCE que, intentando no complicar más la situación que vive España y ante la mala noticia de la revisión crediticia, "podría haberse lanzado al mercado secundario a comprar bonos españoles".