Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberia negocia un ERE temporal para reducir las pérdidas

Iberia ante la crisisReuters
Las grandes compañías españolas también se ven salpicadas por la crisis económica. Iberia ha publicado este martes sus resultados del primer trimestre, en los que ha perdido 92,6 millones de euros.
Para ello, Iberia ha elaborado un plan de contingencia para reducir las pérdidas de 2009, que contempla un ahorro general de costes de entre el 6 y el 8 por ciento, lo que supone entre 110 y 125 millones de euros y una revisión de las inversiones previstas, que se reducirán cerca de un 50 por ciento.
Así lo ha anunciado el presidente de la compañía, Fernando Conte, en la conferencia para analistas e inversores de la compañía para tratar el resultado del primer trimestre, en el que Iberia perdió 92,6 millones de euros.
Menos oferta y despidos

Además del ahorro y la revisión de las inversiones, Iberia reducirá su oferta, que ya ha descendido un 6,1 por ciento en el primer trimestre, y negociará medidas de contención salarial con sus trabajadores de tierra y tripulaciones.
Por ello, el plan de contingencia contempla un ERE temporal, para el que ya se han iniciado las conversaciones con los sindicatos. Será de carácter transversal a toda la compañía, con especial incidencia en aquellas áreas que mayor reducción de actividad están sufriendo.
Además, Iberia no renovará contratos eventuales y suspenderá incorporaciones previstas. Con respecto a los salarios, prevé también la congelación salarial de los directivos.
Otras medidas

También espera reducir gastos de alquileres de oficinas y abandono de inmuebles y espacios industriales y aeroportuarios, utilizando mejor los espacios disponibles. Está previsto liberar en torno a 20.000 metros cuadrados.
Asimismo, reducirá la flota de vehículos de la compañía que se utilizan para desplazamientos entre las distintas instalaciones industriales.
Por otro lado, revisará todos los contratos con proveedores con el objetivo no solo de reducir precios, sino también de encontrar modelos de colaboración más adecuados a las circunstancias actuales.
El plan afecta también a las asesorías técnicas y a los desarrollos informáticos previstos, aplazando aquellos que no estén ligados a la operación.
Respecto a las inversiones

En cuanto a las inversiones, pretende aplazar todas aquellas que no estén dirigidas a la mejora del servicio al cliente o las que no tengan impacto directoinmediato en la generación de resultados, con un ahorro de entre 80 y 90 millones de euros.
Esto supone que se aplaza la construcción del edificio de firmas de tripulaciones en Barajas y distintas obras en gerencias del extranjero y en el edificio de carga.
Por el contrario, se mantienen todas aquellas inversiones para mejoras en el servicio al cliente, como los 7 millones destinados a las mejoras de las salas Vip en el aeropuerto de Madrid y en otros destinos. También se mantiene la inversión en la renovación de la clase turista de largo radio.