Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hugo Chávez: 'La revolución es eterna'

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez conmemoró este lunes los siete años de su regreso al Gobierno tras el golpe de Estado que le alejó del poder durante 48 horas. El mandatario venezolano proclamó que la 'revolución' socialista que dirige desde 1999 es 'eterna' y que continuará 'arrollando' a sus detractores.
Chávez aseguró, en un discurso multitudinario en el palacio presidencial de Miraflores, que es imposible 'entenderse' con la burguesía venezolana, con la extrema derecha y con las fuerzas imperiales porque 'no respetan nada, no respetan a nadie'. 'Con la burguesía contrarrevolucionaria no hay entendimiento ninguno, ¡no lo hay ni lo habrá!', añadió el mandatario izquierdista mientras sus seguidores le aplaudían.
Abril de 2002
Además, el líder venezolano aplaudió la reciente condena judicial a 30 años de prisión para tres jefes policiales acusados de ser responsables de la muerte de 19 personas durante los violentos disturbios desatados el 11 de abril de 2002 en la manifestación a la que acudieron unas 500.000 personas que pedían la renuncia del presidente. Este altercado fue la excusa para el golpe de Estado del 12 de abril de 2002, liderado por el empresario Pedro Carmona. A pesar de que el golpe triunfó, Carmona fue derrocado a las 48 horas por las fuerzas militares aliadas de Hugo Chávez.
Así, el presidente venezolano exigió a los poderes públicos que continúen con la investigación sobre la autoría 'intelectual' del golpe de 2002. '¡Que continúen la investigación a fondo y se establezcan las responsabilidades y se apliquen las sanciones correspondientes!' agregó el mandatario. El líder socialista arremetió también contra los medios de comunicación privados asegurando que 'subvierten la tranquilidad' y llaman a la 'insurrección'.