Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hugh Grant derrocha elegancia y simpatía en el Festival de San Sebastián

Tras convertirse en uno de los festivales de cine más importantes a nivel internacional, la alfombra roja de San Sebastián continúa recibiendo a grandes actrices y actores que aterrizan en la ciudad para presentar sus últimos trabajos.
En esta ocasión fue el turno de actrices como Marta Etura que presentó El guardián Invisible, el fenómeno social asiático Fan Bingbing, que se convirtió en el centro de todas las miradas o el guapo actor Hugh Grant que no pudo contar con su compañera de reparto Meryl Streep para presentar su última película Florence Foster Jenkins.
El actor de Cuatro bodas y un funeral, que apareció en San Sebastián con una apariencia más envejecida debido a las canas ya no se considera un 'sex simbol'. Tal y cómo ha dicho el rey de la comedia: "No creo que sea un 'sex-symbol'. Ahora soy más bien una curiosidad".
Pero a sus 56 años sigue derrochando elegancia y acaparando la atención especialmente del público femenino, que no dudó en pedirle autógrafos y sacarse selfies con el actor de Hollywood.