Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los extranjeros no quieren el horario laboral español

Los españoles pasamos 320 horas más al año de media en el trabajo que los alemanes, pero somos menos competitivos. Más horas no son sinónimo de más productividad, sino de más relajo en las jornadas. Es de lo que se quejan los europeos de otros países que trabajan aquí. Por ejemplo, de las dos horas para comer que dan sobre todo las pequeñas y medianas empresas, que representan el 89% por ciento del total. España es menos rigurosa con la hora de entrar a trabajar e incluso los ciudadanos de otros países mediterráneos se quejan de ello. Ven complicado que nos adaptemos a ellos, sobre todo, en la regiones con buen tiempo, porque nuestros horarios están muy vinculados a un estilo de vida ligado al buen clima.