Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Homenaje a las víctimas del tiroteo en la base militar de Texas

Matanza en TexasCuatro/CNN+
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha prometido en la ceremonia en honor a las 13 víctimas del tiroteo en la base militar de Fort Hood, Texas, que el culpable pagará por sus crímenes.
Obama, que encabezó el funeral, dijo que no hay justificación para lo que calificó como una "incomprensible" tragedia, cuya autoría se ha atribuido a un psiquiatra del Ejército de confesión musulmana. "Ninguna creencia justifica estos actos asesinos y cobardes. Ningún dios justo y bondadoso mira hacia ellos con favor", dijo Obama ante una multitud de 15.000 personas, entre ellas muchos soldados en uniforme de camuflaje.
"Y por lo que ha hecho, sabemos que el asesino se someterá a la justicia, en este mundo y en el que viene", aseveró en referencia al presunto asesino, el comandante Nidal Malik Hasan.
Cinco días después del ataque, el presidente y la primera dama, Michelle Obama, se trasladaron a Texas, donde honraron a las víctimas en una ceremonia pública y se reunieron en privado con sus familiares y algunas de las 30 personas heridas en el tiroteo.
Ceremonia en Fort Hood
La ceremonia, que se desarrolló en un patio de armas en la base de Fort Hood, se produjo en medio de las dudas generadas en las últimas horas sobre si las autoridades no supieron ver señales de advertencia sobre Hasan, que estuvo durante años aconsejando psicológicamente a los soldados heridos de gravedad e iba a ser enviado a Afganistán pronto.
Familiaresde Hasan, de descendencia palestina, han dicho que éste quería dejar el Ejército para evitar que le mandaran a Afganistán y que fue hostigado por sus compañeros a causa de su religión. Las guerras en Irak y Afganistán han alimentado el antiamericanismo entre muchos musulmanes a lo largo de todo el mundo.
Contacto con el entorno de Al Qaeda
La agencias de inteligencia supieron que Hasan tenía contactos con islamistas simpatizantes de Al Qaeda y transmitieron esa información a las autoridades antes de que supuestamente éste llevara a cabo el tiroteo, informaron las autoridades.
Las autoridades federales, que no tomaron medidas contra Hasan, han alegado que la información que recibieron no ofrecía ninguna pista sobre que el militar estuviera planeando un ataque o recibiendo órdenes del clérigo Anwar al Awlaki, un ardiente antiamericano establecido en Yemen.
Nuevo tiroteo en Portland
En menos de siete días, se ha producido en EEUU el tercer tiroteo. Al menos dos personas han muerto y otras dos han resultado heridas en un tiroteo producido en el aparcamiento de un centro comercial de la ciudad de Portland, en el estado de Oregón.
Una de las víctimas mortales resultó ser una mujer que fue trasladada en ambulancia al hospital más cercano aunque no pudieron hacer nada por salvarle la vida. La otra víctima es el propio francotirador, que se pegó un tiro tras lo ocurrido.
Este es el tercer tiroteo tras la masacre en la base militar de Fort Hood en Texas, que dejó 13 muertos, y el posterior tiroteo en Orlando donde un individuo abatió a dos personas en un rascacielos de la ciudad.