Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sueca Holmlund sigue en estado muy grave tras pasar un nuevo escáner cerebral de resultado "deprimente"

La sueca Anna Holmlund, medallista olímpica en la modalidad de 'ski-cross', sigue en estado grave tras sufrir el pasado lunes un fuerte golpe en la cabeza tras una accidente mientras entrenaba en Italia y nuevas pruebas neurológicas han ofrecido resultados "deprimentes".
La deportista, de 29 años y bronce en Sochi 2014 en la modalidad de 'ski-cross', tuvo el accidente en Bolzano antes de afrontar la prueba de la Copa del Mundo que acogerá la localidad de Innichen. La sueca sufrió "un fuerte golpe en la cabeza que le hizo perder incluso el conocimiento" y su pronóstico sigue siendo preocupante, según el parte ofrecido por la Federación Sueca a última hora de ayer martes.
Así, según el organismo, el panorama de Holmlund es "incierto". La esquiadora sigue sedada en cuidados intensivos y ya ha recibido la visita de un cirujano maxilofacial y un oftalmólogo "por sus lesiones en la zona facial". "Durante el día, se le efectuó un tercer escáner cerebral y el resultado es deprimente", se advierte en la web federativa.
En este sentido, indican que "es todavía difícil formular una previsión pertinente", pero que, "en general", los daños suelen ser de "importancia". Los médicos han comenzado a reducir "un poco" los somníferos con el fin de "poder evaluar mejor" el estado de la esquiadora y según como "reaccione" se decidá cómo proceder.
"Anna es muy fuerte y ya nos ha sorprendido antes con su excepcional capacidas para recuperarse de una lesión. Esperamos, seguro, que ella todavía lo puedo hacer de nuevo, pero debemos ser realistas y comprender la gravedad de la situación actual", aseguró al respecto Jacob Swanberg, médico del equipo sueco de 'ski-cross'.