Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Hermano, dime la verdad, la crisis... ¿la causó EEUU?"

Obama responde a universitarios chinosReuters
La agencia de noticias oficial Xinhua (http://ask.home.news.cn/ ) o portales de internet como Sohu (http://news.sohu.com/s2009/obamayazhouxing/ ) habían pedido a sus lectores chinos que publicaran qué pregunta le harían al presidente de Estados Unidos durante su visita al país asiático.
Entre las miles de sugerencias había de todo. Un usuario se arrancaba con un: "Hermano, dime la verdad, la crisis económica la causó Estados Unidos, ¿no?". Otro quería saber si "la sociedad estadounidense es hostil hacia China". Uno mucho más fino decía: "¿Qué le parece haber ganado el Nobel de la Paz? ¿Son las guerras de Afganistán e Irak contribuciones a la paz?".
Algunos eran taxistas que criticaban al norteamericano por decir que iba a evitar el proteccionismo al mismo tiempo que subía los aranceles a los neumáticos chinos. Otros eran desempleados de una fábrica textil que le reprochaban haberse quedado sin trabajo por culpa de las fricciones comerciales entre los dos países.
La mayoría de estas preguntas no han llegado a oídos de Obama. En el acto, celebrado en Shanghai junto a jóvenes estudiantes chinos seleccionados previamente por sus universidades, el estadounidense ha respondido sólo a unas cuantas cuestiones. Él mismo ha explicado el funcionamiento al comenzar el acto: una sesión de preguntas y respuestas, en las que elegiría primero a una mujer, luego a un hombre, y luego una de las preguntas de internet, que leerían en alto los estudiantes.
Los primeros en intervenir han dejado mucho que desear. La primera cuestión ha sido sobre la importancia de la relación de amistad entre Shanghai y Chicago, y la segunda sobre si iba a ir con su familia a la Expo de Shanghai 2010. Luego la cosa se ha calentado, y precisamente con una de las preguntas de internet, que ha puesto al estadounidense contra las cuerdas. El internauta se refería a la venta de armamento por parte de Estados Unidos a Taiwán, una isla independiente y democrática que Pekín quiere dentro de su territorio. Obama no ha dicho nada de la venta de armamento, y se ha limitado a reiterar que Estados Unidos apoya el principio de "una sola China", una fórmula con la que la diplomacia mundial acepta a la vez que Taiwán es y no es parte de China.
Pero la pregunta clave de la jornada ha sido otra: "En un país con 350 millones de internautas y 60 millones de blogueros, ¿conoce usted el 'firewall'? ¿Deberíamos poder utilizar libremente 'Twitter'?". El 'firewall' es un sistema de filtración implantado por el Gobierno chino, al que también se le conoce como GFW ('Great Firewall'), en un juego de palabras entre la Gran Muralla ('Great Wall') y cortafuegos ('firewall'). "Yo soy un gran partidario de la falta de censura", ha respondido el presidente estadounidense, que también ha reconocido que jamás ha utilizado 'Twitter'. Al igual que el sitio de socialización 'Facebook', 'Twitter' está bloqueado por las autoridades chinas desde julio pasado.
La charla con Obama sólo ha ocupado la séptima noticia de los informativos nacionales. La única en retransmitir el acto en directo ha sido una televisión de Shanghai, pero la página web de la Casa Blanca, que sí emitía el evento, no estaba censurada. En internet, las reacciones a sus palabras han sido muy variadas. Algunos decían que su mención sobre el GFW ha sido la única que ha podido saltarse la censura, pero otros le recriminan que viene a China a pedir dinero: "El objetivo de la visita de Obama es conseguir que China ayude a la salud económica de Estados Unidos. Es como un zorro en un gallinero".