Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan el cadáver de una mujer en la zona de búsqueda de los españoles desaparecidos en México

Así lo ha confirmado el primer secretario de la Embajada de España en México, Antonio Casado, quien ha añadido que es posible que el cuerpo no pueda ser identificado hasta la mañana del domingo en México (tarde en España).
El hallazgo ha tenido lugar en torno a las 14.30 horas (21.30 horas en la España peninsular) en la comunidad de El Caracol, en el municipio de Tamuín del estado de San Luis de Potosí, cuando una de las aeronaves de Protección Civil sobrevolaba la zona. Los equipos de rescate emplearon más de siete horas en recuperar el cuerpo, que se encontraba en una zona de difícil acceso.
La Dirección Estatal de Protección Civil ha señalado que las operaciones de rescate concluyó al caer la noche en México (madrugada en España) y que se han reanudado a las 07.30 horas de la mañana (14.30 horas en la España peninsular).
Familiares viajan a México
Familiares de los estudiantes españoles que se encontraban en la balsa que naufragó en el estado mexicano de San Luis de Potosí han viajado este sábado al país para seguir de cerca las tareas de búsqueda de los tres desaparecidos e identificar el cuerpo sin vida de una mujer hallado esta madrugada y que podría ser el de una de las tres chicas de Cassà de la Selva que iban en la embarcación.
Según ha explicado el alcalde del municipio gerundense, Carles Casanova, todavía hay esperanza de que el cadáver hallado a 60 kilómetros del lugar del accidente no sea el de una de las dos chicas que siguen desaparecidas, Núria Terrades e Irene Carbó, después de que este sábado de madrugada se encontrara el cuerpo de la tercera joven, Neus Terrades.
También continúa desaparecido Francisco Espasa, vecino de Lleida, que viajaba junto a los dos supervivientes del accidente: el catalán Bernat Palau y la mallorquina Aina Frau.
Casanova ha asegurado que las banderas del Ayuntamiento seguirán ondeando a media hasta y están suspendidas las actividades lúdicas del fin de semana por "la tristeza y el dolor" tras la tragedia.