Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Haití pide ayuda a la comunidad internacional para los próximos diez años

Esperanza entre los escombrosCNN+/Cuatro
Haití necesita que el mundo permanezca a su lado durante un período de entre cinco y diez años, según ha afirmado este lunes el primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, durante la Conferencia de Donantes para el país caribeño que se ha celebrado en Montreal (Canadá).
"La gente de Haití necesitará más, y más, y más para completar la reconstrucción", ha afirmado Bellerive durante esta conferencia que pretende evaluar las necesidades inmediatas y después comenzar a planear la recuperación a largo plazo del país.
Coordinación con el Gobierno haitiano
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que participa en la Conferencia en representación de la UE, ha subrayado la importancia de que la reconstrucción de Haití tras el terremoto se lleve a cabo en coordinación con el Gobierno del país caribeño.
De la Vega ha explicado en una breve rueda de prensa durante un receso en las conversaciones que la posición de la UE respecto a la reconstrucción de Haití es que ésta debe llevarse a cabo con la comunidad internacional.
Condonacion de la deuda
Preguntada sobre una posible condonación de la deuda, De la Vega ha respondido que se ha hablado sobre esta cuestión y que se seguirá hablando, indicando que es uno de los elementos que se han puesto encima de la mesa para financiar la reconstrucción del país de cara al futuro, pero ha señalado que el debate es mucho más amplio.
En la ronda de preguntas, la vicepresidenta también ha apuntado que es muy importante evaluar las necesidades de reconstrucción partiendo de elementos de desarrollo que ya se habían puesto en marcha, como el plan 2008-2010 del propio Gobierno de Haití, los objetivos de desarrollo del milenio y los estudios del Banco Mundial.
Para empezar con la reconstrucción de Haití a corto plazo, De la Vega ha mencionado la necesidad de establecer unos elementos mínimos para que el Gobierno de Haití pueda funcionar, como la construcción de edificios.
Reuniones bilaterales
La vicepresidenta ha mantenido reuniones bilaterales con el primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, y representantes de las delegaciones iberoamericanas, para intercambiar impresiones tanto sobre la ayuda inmediata a Haití como para la reconstrucción a medio-largo plazo.
En la conferencia participan también, entre otros, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, en representación de España; la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y representantes del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).
Reubicar a los sin hogar
Mientras tanto, en el país, las autoridades podrían comenzar esta semana a reubicar a casi medio millón de personas que se han quedado sin hogar en Puerto Príncipe a causa del terremoto. El objetivo es trasladar a al menos 400.000 supervivientes, que ahora están repartidos en más de 400 campamentos improvisados en la capital, a refugios temporales, que inicialmente también serían campamentos, fuera de Puerto Príncipe.
"Tenemos que evacuar las calles y reubicar a la gente. Es lo más importante para nosotros", ha declarado la ministra de Comunicaciones, Marie Laurence Jocelyn Lassgue. "Esperamos poder empezar a finales de esta semana", ha precisado.
Volver a sus hogares
Por su parte, la organización Oxfam Internacional ha pedido en un comunicado que los nuevos campamentos creados por el Gobierno haitiano para los desplazados sean temporales y que se trabaje en la "reconstrucción urgente" de las viviendas de esas personas para que puedan volver lo antes posible a sus hogares.
"El objetivo es que la gente vuelva a hogares seguros tan pronto como sea posible. Aunque es más fácil proveer de agua, letrinas, alimentos y refugio en un campamento organizado que en los espacios abiertos y los terrenos alrededor de las iglesias donde las personas se han refugiado, no podemos perder de vista la necesidad de viviendas permanentes para estas personas y la responsabilidad del Gobierno para coordinar las labores de reconstrucción", ha subrayado la coordinadora de Acción Humanitaria de Intermón Oxfam, Elena Sgorbati.
Pendientes de las enfermedades
En Haití, por el momento no se han producido los temidos brotes de enfermedades infecciosas tras el seísmo, pero responsables sanitarios han advertido de que siguen siendo una amenaza para los supervivientes de la tragedia, muchos de los cuales viven en campamentos improvisados sin las condiciones sanitarias necesarias.
Los médicos temen que los superpoblados campamentos de refugiados puedan contribuir a la propagación de enfermedades como las fiebres tifoideas y el sarampión. Asimismo, están especialmente preocupados por las miles de personas que han sido sometidas a operaciones quirúrgicas y que ahora necesitan evitar infecciones si quieren recuperarse.
"Estamos hablando de miles de amputados y quizá la mitad de la gente que ha sido amputada ha perdido varios miembros", explicó la doctora Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO), en rueda de prensa en el aeropuerto de Puerto Príncipe. Otros muchos sufrieron daños en la cabeza o los ojos, "no se trata sólo de miembros", añadió.
Ahora que las intervenciones por traumatismos disminuyen una vez que se da por concluida la fase de rescate, los médicos se concentrarán en la recuperación de los heridos. "El perfil está cambiando y habrá necesidades diferentes en la fase de postoperatorio y seguimiento", indicó Roses.