Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Haidar: "Marruecos quiere mi muerte, esa es su gloria"

Aminatu Haidar cumple el 31º día de huelga de hambre. Aunque las muestras de apoyo y solidaridad a su causa no cesan, la activista saharaui continúa sin poder regresar a El Aaiún.
Haidar tiene ya dificultades para tragar agua con azúcar y se intensifican las náuseas, según ha explicado el portavoz de la Plataforma de Apoyo. Aún así, ha mantenido las fuerzas suficientes para hacer declaraciones. Por su parte, Haidar ha asegurado "que el silencio de la comunidad internacional ha ido más allá de todos los límites. El pueblo saharaui no puede soportarlo más". Aún así, la militante pacifista ha confiado en que el Frente Polisario no regrese a la lucha armada.
Además, Haidar ha destacado que "la guerra no arregla ni los intereses del pueblo saharaui ni los del pueblo marroquí, que es también víctima". Asimismo ha añadido que "lanza un llamamiento a la comunidad internacional para encontrar una solución para poner fin a este conflicto". Mientras, la activista ha añadido que "Marruecos quiere mi muerte, esa es su gloria".
Zapatero, optimista
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido ante el Pleno del Congreso que se siga adelante con el acuerdo de asociación entre Marruecos y la Unión Europea, al tiempo que ha dicho esperar y confiar en que la situación de Haidar se pueda "resolver rápidamente".
Además, el presidente del Ejecutivo ha pedido "prudencia" y "discreción" y ha avisado de que hay posiciones que garantizan un titular pero no resuelven el problema.
La mediación del Rey, "un dislate"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha acusado al Gobierno de "querer escurrir su responsabilidad" y "esconder la cabeza" en la gestión del caso de la activista saharaui. Además, ha calificado de "dislate" que se pueda pedir la mediación del Rey porque el Ejecutivo "no ha hecho los deberes" ante esta situación.
Por otro lado, el Papa Benedicto XVI responderá al llamamiento que el Frente Polisario le ha dirigido hace unos días para pedirle que intervenga "con urgencia" y contribuya a resolver "la grave" crisis.