Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Revolucionaria reprime las protestas

Irán manifestaciónReuters
El régimen iraní ha endurecido este lunes la represión de las protestas con la intervención del cuerpo de elite de la Guardia Revolucionaria para impedir una nueva marcha opositora.
Según testigos, más de dos mil efectivos antidisturbios y milicianos islámicos "Basij" armados con palos y barras de hierro se desplegaron en la céntrica plaza de Haft-e Tir y sus alrededores donde se concentraron cerca de un millar de manifestantes.
Esos mismos testigos has contado que las Fuerzas de Seguridad emplearon botes de humos y gases lacrimógenos para dispersar a varios centenares de hombres y mujeres vestidas de negro que gritaban "Alahu Akbar" (Dios es el más grande). Algunos resultaron detenidos tras ser perseguidos en las calles aledañas, agregaron los testigos.
Como en ocasiones anteriores, la información no ha podido ser contrastada por la prensa internacional, que tiene vetada la cobertura "in situ" de estas marchas.
Irregularidades electorales
Hubo irregularidades en las elecciones del 12 de junio en Irán. El Consejo de Guardianes ha admitido que los votos recogidos en 50 ciudades superan el número de personas censadas con derecho a votar, según publicó hoy la cadena estatal Press TV.
El portavoz del Consejo, Abbas Ali Kadkhodaei, realizó esta afirmación en el canal 2 de la emisora de radio IRIB, en respuesta a la denuncia de Mohsen Rezaei, candidato derrotado en los pasados comicios.
"Las cifras proporcionadas por Mohsen Rezaei por las que denuncia que más del 100 por cien de los votantes metió su papeleta en 170 ciudades no es cierta, el incidente ha ocurrido en sólo 50 ciudades", confirmó Kadkhodaei.
Detenidos "espías europeos"
Irán ha anunciado la detención de "cinco espías europeos", a los que acusa de participar en "los disturbios" que desde hace nueve días agitan Teherán.
Según la agencia semioficial iraní Fars, que no cita fuentes, dos alemanes, un británico y dos franceses figuran "entre los principales activistas de los disturbios del pasado sábado en Teherán" y han sido detenidos.
En libertad la hija de Rafsanyaní
Por otra parte, la Policía iraní ha puesto en libertad a Faezah Hashemi, hija del ex presidente Ali Akbar Hashemi Rafsanyaní, detenida este domingo junto con otros cuatro miembros de su familia.
Faezah Hashemi fue arrestada por participar en una manifestación de la oposición iraní en la plaza de Azadi de Teherán, el pasado sábado, que el régimen iraní consideró ilegal. Las autoridades consideraron que los familiares de Rafsanyaní se encontraban en una de las calles de Teherán "incitando y alentando a los alborotadores".