Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Costera de EE.UU asegura que la 'marea negra' no afecta a los principales canales de navegación de la zona

El vertido no ha afectado a los canales navegables que suelen ser utilizados por embarcaciones petroleras y barcazas para acceder al río Misisipi o a otros importantes puertos como Gulfport, Boloxi o Mobile, ha aseguró Allen durante una rueda de prensa. "Hasta el momento el impacto en esos canales no es significativo, pero estaremos vigilándolo", ha añadido, asegurando que existen medidas para atajarlo en el caso de que ocurran.
La enorme mancha se produjo tras el hundimiento el pasado día 22 de una torre de extracción de petróleo propiedad de la petrolera británica BP y que estaba siendo gestionada por Deepwater Horizon. El pozo sigue teniendo una fuga que emite el equivalente a 5.000 barriles de crudo diarios, una cantidad cinco veces superior a lo estimado inicialmente, lo que ha aumentado el temor a graves daños sobre la fauna pesquera, los refugios de las especies animales y las playas de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida.
Las empresas involucradas tendrán que dar explicaciones
Las empresas involucradas en el vertido de petróleo del golfo de México tendrán que dar explicaciones ante la subcomisión de Energía y Comercio de la Cámara de los Representantes de Estados Unidos, según ha informado un portavoz de la subcomisión.
Los directivos de BP y Halliburton, Lamar McKay y David Lesar respectivamente, se someterán a una vista que se celebrará el próximo 12 de mayo. La subcomisión ya ha solicitado a las empresas que les faciliten todo tipo de documentos que puedan estar relacionados con las potenciales causas que provocaron el accidente. A BP se le ha pedido, además, que incluya en sus informes cualquier queja proveniente de los trabajadores de la planta petrolífera afectada que esté relacionada con problemas de construcción o ingeniería.
La fisura submarina dejada por la explosión de la plataforma en el golfo de México expulsa crudo a razón de 5.000 barriles diarios (800.000 litros), lo que ha motivado un sentir de emergencia nacional y la extensión de la advertencia a los estados de Mississippi, Alabama, Florida y Luisiana, siendo estos tres últimos los únicos que, por el momento, han declarado el estado de emergencia.
Los primeros signos de la marea negra provocada por la destrucción de una plataforma petrolífera del golfo de México han llegado a la costa sur de Estados Unidos por aire. Hasta el estado de Luisiana han arribado pájaros manchados de crudo que se han convertido en símbolo del que ya está considerado como uno de los peores desastres ecológicos de la historia de Estados Unidos, pese a la movilización de autoridades y Ejército para impedir el avance del petróleo.