Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Grupo Santander acuerda la compra de 311 sucursales del Royal Bank of Scotland

La adquisición, que se ha llevado a cabo a través de su filial Santander UK, incluye 311 sucursales de RBS en Inglaterra y Gales y 7 de NatWest en Escocia, 40 centros bancarios para pymes, más de 400 gerentes de banca de empresa, cuatro centros de banca corporativa y tres centros de banca privada.
La operación afecta a 1,8 millones de clientes particulares, 244.000 pymes y aproximadamente 1.200 clientes de banca de empresas de tamaño mediano.
Impacto positivo desde el primer año
Una vez cerrada, la compra tendrá un impacto estimado en el core capital del Grupo de 40 puntos básicos. El banco estima que la operación tenga un impacto positivo en el beneficio por acción desde el primer año y que el retorno sobre la inversión sea de alrededor del 15% al final del tercer año.
Está previsto que la operación se cierre entre finales de 2011 y principios de 2012 una vez obtenidas las aprobaciones necesarias.
Las oficinas adquiridas por el Santander fueron puestas a la venta en el marco de las condiciones impuestas por Bruselas para autorizar el plan de ayudas públicas recibidas por el banco escocés.
La entidad cántabra ha destacado que el acuerdo constituye un importante paso estratégico para Santander UK, que refuerza su negocio minorista y acelera significativamente sus objetivos en el segmento de pymes, donde incrementa su cuota del 3% a más del 8%, acercándola a la media en el negocio de particulares, en el que cuenta con alrededor del 10%.
"Un paso de gigante"
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado que la adquisición es "un paso de gigante" de la entidad en el segmento de empresas en Reino Unido, uno de los mercados principales para Santander, con una aportación al beneficio atribuido del grupo del 17% en el primer semestre.
Por su parte, el consejero delegado de Santander UK, Antonio Horta-Osório, ha subrayado que la compra de sucursales de RBS y NatWest acelerará su crecimiento y aumentará la competencia en un sector que es vital para la economía del Reino Unido.
En total, el traspaso del negocio de RBS y NatWest a Santander UK será de aproximadamente 21.500 millones de libras de activos y 22.400 millones de libras en depósitos, alrededor de dos millones de clientes y alrededor de 5.000 empleados.