Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia devuelve al Ibex el tono positivo pero no logra alcanzar la barrera de los 11.000 puntos

El parqué madrileño cerró hoy la jornada con una subida del 0,89 por ciento, tras dos sesiones de fuertes caídas por encima del 2 por ciento, pero la subida no fue suficiente para alcanzar de nuevo los 11.000 puntos (10.918,2).
La solicitud oficial de ayuda por parte de Grecia ha devuelto la confianza a los inversores, aunque el Ibex no ha logradosuperar al cierre el 1 por ciento de subida, que ha llegado a conquistar en algunos momentos de la jornada.
La sesión terminó con sólo ocho valores en negativo: Bankinter (-1,08 por ciento), Mapfre (-1,01 por ciento), Grifols (-0,97 por ciento), Endesa (-0,86 por ciento), Enagás (-0,42 por ciento), Acciona (-0,32 por ciento) y REE y Abertis (-0,29 por ciento).
Por el contrario, las subidas las ha liderado Abengoa (+3,22 por ciento), Iberia (+3,08 por ciento), Técnicas Reunidas (+2,43 por ciento) y ACS (+2,28 por ciento). Repsol YPF, por su parte, ha avanzado un 1,83 por ciento, seguida de Telefónica (+1,76 por ciento), Banco Popular (+1,19 por ciento), BBVA (+0,66 por ciento), Banesto (+0,60 por ciento), Banco Sabadell (+0,53 por ciento) y Banco Santander (+0,49 por ciento).
Los expertos han asegurado que la noticia debería relajar a los mercados, pero que, pese al repunte de hoy, su efecto puede no ser inmediato, ya que el plan tardará aún unos días en ponerse en marcha. En Europa, los principales índices también han cerrado con subidas y Francfort ha repuntado un 1,47 por ciento, seguido de Londres (+1,03 por ciento) y París (+0,68 por ciento).
"Lo peor ya ha pasado"
Los analistas de IG Markets subrayan, por su parte, que los problemas de Grecia siguen afectando, pero que el mercado ya ha descontado que "lo peor ya ha pasado". No obstante, indican que los mercados comenzaran a calmarse cuando Grecia comience a utilizar los mecanismos para reestructurar su deuda y deje de contemplarse el plan como una ayuda al país heleno.
Asimismo, aseguran que el miedo de los mercados se centra sobre la posibilidad de que Grecia no pueda devolver el interés del dinero y que está incertidumbre es lo que está lastrando su escasa confianza.
Los analistas también recordaron que los problemas de Grecia no han impactado en Estados Unidos, que, por contra, está cotizando al alza por los resultados empresariales, los datos macro y los de vivienda.