Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google dejará de redirigir a sus usuarios de China a un portal de Hong Kong sin censura para seguir presente en el país asiático

Google dejará de redirigir a sus usuarios de China a un portal de Hong Kong sin censura para seguir presente en el país asiáticoCNN+/Cuatro
La empresa estadounidense Google ha afirmado que va a dejar de redirigir automáticamente a los usuarios de China que recurran a su motor de búsqueda a un portal de Hong Kong sin censura, un anuncio que llega poco antes de la fecha a partir de la cual las autoridades chinas pueden decidir si renuevan o no la licencia de esta multinacional, mañana, miércoles.
El máximo responsable de asuntos legales de Google, David Drummond, escribió en su blog anoche que en las conversaciones que ha mantenido la empresa con el Gobierno chino ha quedado "claro" que para Pekín "la redirección es inaceptable" y que si Google sigue haciéndolo, su licencia como Proveedor de Contenidos de Internet (ICP, por sus siglas en inglés) "no será renovada". Según fuentes del sector, es muy raro que las autoridades chinas decidan no renovar una licencia ICP a una empresa cuando se acaba el plazo anual del anterior permiso.
"Sin una licencia ICP, no podremos gestionar una página web comercial como es Google.cn, de manera que Google 'se apagará' en China", explicó. Ahora los usuarios tienen que hacer clic en cualquier punto de la página de Google.cn para ser redirigidos al buscador de Google en Hong Kong, en lugar de que les redirijan automáticamente.
Google advirtió hace meses que podría abandonar el gigante asiático
Hace tres meses, la empresa estadounidense cerro su servicio de búsqueda chino y empezó a enviar a los usuariosa un motor de búsqueda de Hong Kong que no filtraba los contenidos, lo cual le valió las críticas de Pekín, que puso en duda el futuro de Google en China, donde hay 380 millones de internautas.
Google, que compite con Baidu en el mercado chino, advirtió el pasado mes de enero que podría abandonar el gigante asiático por el tema de la censura, después de sufrir un sofisticado ataque pirata que, a su juicio, se llevó a cabo desde China.
La compañía norteamericana ya ha empezado a llevar a un número reducido de usuarios de Google.cn a Google.com.hk, en lugar de dirigirles directamente la página de Hong Kong. La nueva página de Google muestra una imagen de su logotipo y una caja de búsqueda inactiva, debajo de los cuales aparecen los siguientes mensajes: "Nos hemos trasladado a google.com.hk" y "Por favor, salven nuestra página web".
Al hacer clic en cualquier punto, los usuarios son redirigidos al sitio web de Hong Kong. Sin embargo, aquí el motor de búsqueda tampoco ofrece a los usuarios de China un acceso sin restricciones a la información que el Gobierno quiere ocultar, ya que los cortafuegos chinos impiden entrar en muchas páginas web a las que Pekín se opone.