Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sustituye los 426 euros por una nueva ayuda de formación

La secretaria de Estado de Empleo, Maria Luz Rodríguez, ha confirmado este nuevo programa. "No vamos a dejar que nadie se quede atrás", ha afirmado Rodríguez en su primera comparecencia en la Comisión de Trabajo e Inmigración en el Congreso. Además, la secretaria de Estado ha aclarado que esta ayuda se destinará en función de las acciones formativas.
Del mismo modo, ha señalado que los 1.500 nuevos promotores de empleo, que se sumarán a los 1.500 que ya existen en los servicios públicos de empleo, priorizarán la ayuda de búsqueda de empleo a los desempleados que agoten su prestación contributiva con itinerarios personalizados. Además, se conservará una cuota para participar en las acciones de formación del próximo año.
La secretaria ha justificado la sustitución de la ayuda de 426 euros, para potenciar un cambio importante en el sistema de protección.
Por tanto, la intención de ministerio persigue la mejora de la búsqueda activa de empleo de los parados sin ingresos, pese a que, en el caso de no disponer ingresos, puedan contar con ayudas económicas para cursar formación.
Con todo, Rodíguez ha repetido que el Gobierno quiere reformar las políticas activas de empleo en el próximo mes de enero, para que los cambios puedan tener "influencia" en el mercado de trabajo desde el 1 de febrero. De esta forma, ha defendido el anuncio de que los servicios públicos de empleo contarán con otros 1.500 orientadores a partir de 2011.
Una vez más, Rodríguez ha subrayado el "esfuerzo" de trabajo para retomar el diálogo social tras la huelga general de 29 de septiembre. Además, ha advertido que la falta de esta negociación a tres bandas no puede llevar a una "parálisis" del Gobierno.