Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno revisará "a la baja unas décimas" su previsión de crecimiento para 2011

La vicepresidente segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena SalgadoReuters
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha admitido que las medidas de ajuste adicional, al suponer "una menor actividad del sector público", pueden "tener un efecto en el crecimiento" de la economía española. Por ello, el Gobierno revisará "a la baja en unas décimas" su previsión de crecimiento para el año 2011, que era del 1,8% del PIB. "¿Cuántas? Lo veremos en los próximos días porque estamos haciendo una evaluación lo más amplia posible", ha asegurado.
No obstante, el Ejecutivo cree que no habrá "ninguna revisión de las cifras para este año 2010", en el que prevé que la economía española retroceda un 0,3%. "Contracción quiere decir eso, menor crecimiento del que hasta ahora habíamos previsto. No quiere decir en absoluto un crecimiento negativo, eso sería recesión y no una contracción de la economía", ha dicho la vicepresidenta segunda.
"Pasos importantes, difíciles pero necesarios"
Salgado y su homólogo portugués, Fernando Teixeira Dos Santos, han presentado de nuevo este martes al Ecofin las medidas de ajuste adicionales que les habían solicitado los Veintisiete el pasado 9 de mayo como contrapartida a la puesta en marcha de un fondo de rescate dotado con 750.000 millones de euros para frenar el contagio de la crisis de endeudamiento griega a España y Portugal.
El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha reiterado que los planes de España y Portugal "van claramente en la buena dirección" y "son pasos importantes, difíciles pero necesarios, para reducir los déficits públicos en 2010 y 2011". Pero no ha querido aclarar si serán suficientes y ha aplazado su dictamen para la próxima reunión de ministros de Economía de la UE que se celebrará los días 7 y 8 de junio.
Rehn ha justificado esta tardanza en la necesidad de realizar un "trabajo profundo y correcto". "Es un asunto demasiado serio como para realizar una evaluación rápida. Tenemos que analizar la idoneidad de los objetivos de consolidación y también de las medidas tanto por lo que se refiere a la cantidad como a la calidad. Es un trabajo serio que tenemos que hacer seriamente", ha señalado.