Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no puso "reparos" a los vuelos de la CIA por territorio español

Cuarto día de filtraciones diplomáticas y continúa la polémica. Según los documentos filtrados por Wikileaks al diario 'El País', el Gobierno español no puso reparos a los vuelos de la CIA con prisioneros talibanes y de Al Qaeda con dirección a Guantánamo por territorio español, según expresó en un telegrama el embajador de EEUU en Madrid.
Los documentos añaden que la entonces vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió que el Ejecutivo español estuviese informado para "poder demostrar que ejercían una vigilancia apropiada sobre los aviones extranjeros que atraviesan España".
En junio de 2006, tras un informe del Consejo de Europa en el que acusaba de complicidad en prácticas contrarias a los derechos humanos a una docena de países, entre ellos España, se produjo una reunión entre el ex embajador norteamericano Eduardo Aguirre y Fernández de la Vega. La vicepresidenta reconoció que el informe del Consejo "había cogido al Gobierno de Zapatero fuera de juego" e insistió en que España no tenía nada que ocultar en este asunto.
"De la Vega subrayó que España no tiene reparos a los vuelos de inteligencia a través de territorio español. Ellos simplemente quieren ser informados" para evitar ser "pillados desprevenidos", relata Aguirre en un cable.
Moratinos quería darle "el perfil más bajo"
También el entonces titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, señaló al embajador que el Ejecutivo español "quería dar a este asunto el perfil más bajo posible, aunque, al estar en manos de los jueces, el Gobierno tenía una limitada capacidad de influencia".
Por su parte, en enero de 2007, el fiscal Vicente González transmitió a la Embajada que no intentaría bloquear la iniciativa del juez de pedir la desclasificación de los documentos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y del Ministerio de Defensa sobre los vuelos de la CIA.
Rubalcaba intentó "rebajar la temperatura"
En marzo de 2007 en un almuerzo entre el embajador de EEUU y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, éste le comentó que "aunque los jueces españoles son rabiosamente celosos de su independencia y harán lo que consideren adecuado", él había dado instrucciones a sus colaboradores "para que evitasen comentarios de inflamada retórica, en un intento por rebajar la temperatura".
El embajador también expresa su preocupación por la actuación del PP en este asunto. "Pese a su orientación general proamericana, nuestra experiencia sugiere que el PP no dudará en capitalizar cualquier indicación de que el Gobierno de Zapatero toleró o deliberadamente ignoró acciones de EEUU que pudieran ser interpretadas como posibles violaciones de los derechos humanos, incluso si éstas revelaciones tienen consecuencias negativas para el Gobierno de EEUU", señala.
Anticorrupción vincula al Kremlin con la mafia

Otro de los temas polémicos de los cables filtrados este jueves es lo relacionado con Rusia. José Grinda, uno de los fiscales de la Fiscalía Anticorrupción, consideró en 2008 en una reunión con expertos estadounidenses en crimen organizado que existen vínculos entre el Kremlin y la mafia rusa, y llegó a opinar que pensaba que Bielorrusia, Chechenia y Rusia son "virtuales Estados mafiosos".
Así figura en uno de los cables de la embajada estadounidense en España filtrado por Wikileaks al diario 'El País', en el que se consideran "perspicaces y valiosos" los comentarios de este fiscal sobre el fenómeno de las mafias rusas.
Grinda subrayó los dos motivos principales de preocupación por la actuación de estas bandas: su "tremendo control" sobre sectores económicos estratégicos y el mayor o menor grado de implicación del primer ministro ruso en esa mafia.
Altos niveles de corrupción en Rusia
Además, la Embajada de EEUU en Moscú informó a Washington sobre la falta de transparencia en el sector petrolífero y los altos niveles de corrupción sufridos en Rusia pese a los esfuerzos estatales por acabar con esta lacra. Así se manifiesta en un cable diplomático con los nombres omitidos y fecha del 3 de septiembre de 2008, que ha filtrado Wikileaks junto a más de 250.000 archivos desclasificados de EEUU.
Concretamente, la Embajada subraya la falta de transparencia en los influyentes sectores del gas y el petróleo, al considerar que rara vez el Gobierno toma medidas contra dicha situación.
Al parecer, la compañía de comercio petrolífero Gunvor, con sede en Suiza, estaría obteniendo cuantiosos beneficios. La propiedad de Gunvor es secreta, pero se rumorea que entre los dueños figura el primer ministro, Vladimir Putin.
La influencia de Irán y Cuba sobre Venezuela
En el ámbito internacional, la Embajada de EEUU en Caracas alertó al Departamento de Estado de la influencia que Irán y Cuba ejercen sobre Venezuela. En concreto, señala la importante presencia de espías cubanos en ese país, en quienes el presidente, Hugo Chávez, confiaría más que en sus propios servicios de Inteligencia, según recogen cables diplomáticos de 2006 y 2009.
En este sentido, apunta que espías cubanos serían los encargados de entrenar a los escoltas personales del presidente, a quien acceden con mayor facilidad que los venezolanos. "Los oficiales de la Inteligencia cubana tienen acceso directo a Chávez y frecuentemente le proveen reportes de Inteligencia sin consulta de oficiales venezolanos", recoge el informe.
En la misma línea, el documento pone de relieve la "gran preocupación" con la que EEUU observa la "comodidad" de Venezuela con Irán, cuyo régimen habría propiciado el inicio de prácticas antisemitas en el país latinoamericano.