Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno propone estudiar el 'modelo austríaco' en su nuevo documento de reforma laboral

Diálogo socialcuatro.com
El Gobierno ha propuesto a los agentes sociales explorar el uso del modelo laboral austriaco para fomentar la estabilidad del empleo y la movilidad "sana", así como medidas como la "exención de parte de los costes de los despidos colectivos y objetivos" con carácter "transitorio y excepcional".
Así aparece en el nuevo documento trasladado a los agentes sociales durante la reunión a la que ha convocado este lunes a los agentes sociales, después de presentar un primer documento de propuestas de reforma laboral articulado en torno a ocho puntos a modo de 'hoja de ruta', como ha recordado en rueda de prensa el director del Gabinete para el diálogo social, Alfonso Morón.
Acuden sindicatos y patronal
Por parte de la CEOE acudieron el director de la Comisión de Relaciones Laborales, José de la Cavada, y el director del departamento del Economía, Enrique de la Lama, ante la ausencia del secretario general, José María Lacasa, mientras que por parte de Cepyme estuvieron presentes la responsable del área Laboral, Teresa Terán, y el director de la de Economía, Carlos Díez.
Del lado de los sindicatos participaron en la reunión el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, y la secretaria confederal de Empleo y Migración de esta organización, Paloma López, así como el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y la secretaria confederal para la Igualdad del sindicato, Almudena Fontecha.
Rebaja de cotizaciones
Otro aspecto que ha generado cierta polémica es si se rebajarán finalmente las cotizaciones sociales, como pide la CEOE. Algunas fuentes apuntan que, aunque no figuraba en el documento inicial, el Gobierno podría ofrecer un recorte de cuotas a los empresarios para facilitar el acuerdo.
Sin embargo, desde Trabajo se ha dejado claro que no se sacrificarán las cuentas de la Seguridad Social para salvar el diálogo social. "Con el plan de austeridad es muy difícil encajar la reducción de las cotizaciones. El Gobierno no puede sacrificar las cuentas de la Seguridad Social por el diálogo social, porque también sería muy malo en primer lugar para los empresarios", ha asegurado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.
El objetivo que comparten Gobierno y agentes sociales es poder llegar a un acuerdo antes de finales de abril, aunque ya hay quien no descarta que la negociación se vaya hasta mediados de mayo, como el secretario general de UGT, Cándido Méndez.
Sea como fuere, Zapatero quiere que se pise el acelerador y, por eso, esta semana pasada se reunió con Méndez y con su homólogo de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, para darle un "empujón" a la negociación sobre la reforma laboral.