Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno rescata a los prejubilados de las financieras para relanzar las líneas ICO

El Gobierno va a poner en marcha una figura, llamada 'Facilitador financiero', para canalizar las solicitudes de crédito de Pymes y autónomos a líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que hayan sido rechazadas en primera instancia por bancos y cajas. Así lo ha anunciado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado.
Para hacer frente a estas tareas, el ICO dispondrá de una aplicación informática y un "call center" que canalizarán las solicitudes, así como de una central de análisis de riesgo donde se estudiará cada caso. Asimismo, el ICO pondrá a disposición de pymes y autónomos una red territorial de asesores financieros y que se ubicarán físicamente en las instalaciones de instituciones colaboradoras en todo el país, como la ventanilla única de las Cámaras de Comercio.
Salgado ha explicado que quienes asesorarán a las empresas y autónomos, unos 70 en principio, serán personas trabajadores prejubilados con experiencia en la materia que serán contratados por las Cámaras.
Ayudar a conseguir los créditos

La medida, que tendrá un coste de 10 millones de euros y estará en marcha antes de final de año, permitirá gestionar unas 200.000 peticiones de créditos que resultaron fallidos en un primer intento. El 'Facilitador Financiero' sólo trabajará con aquellas entidades que firmen un convenio de colaboración con el ICO. El Gobierno ya ha tanteado a las entidades financieras más importantes del país y están a favor de la medida.
Esta figura mediará con la entidad financiera, estudiando la posibilidad de encajar la solicitud de la Pyme en alguna de las líneas abiertas por el ICO y trasladará al cliente la respuesta final de la misma. Además, asesorará a las empresas y autónomos en el procedimiento de tramitación del crédito y revisará los expedientes de crédito denegados.
La titular de Economía explica que en algunos casos las entidades "pecan por exceso de prudencia" y "han reducido mucho el crédito".