Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno prevé crear 2,3 millones de empleos nuevos con la reforma laboral

Las medidas contenidas en el decreto ley de reforma laboral aprobado hace una semana por el Gobierno tendrán un coste de 740,55 millones de euros hasta 2012, de los que 123,62 millones corresponderán al abono por parte del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) de ocho días de indemnización por despido en todos los contratos indefinidos.
Así consta en la memoria de impacto presupuestario que acompaña a la norma que mañana convalidará el Congreso de los Diputados y que estima que la reforma propiciará la firma de 2,37 millones de nuevos contratos indefinidos, de los que el 1,33 millones, el 56%, corresponderán a la modalidad de fomento de la contratación indefinida con 33 días por indemnización.
En concreto, el Gobierno prevé que la modalidad de fomento del empleo supondrá el 50% del total de nuevos contratos indefinidos en el presente ejercicio, porcentaje que se elevará al 60% en el próximo ejercicio.
Según las previsiones del Gobierno, el Fogasa, que se nutre de cotizaciones sociales, tendrá que atender a 179.145 despidos con salarios medios diarios de 86,3 euros, con lo que el organismo público debería desembolsar 690,1 euros por cada uno hasta el 1 de enero de 2012, fecha en la que está prevista la puesta en marcha del futuro fondo de capitalización individual.
471,17 millones en bonificaciones
En materia de bonificaciones a la contratación, el Ejecutivo prevé un coste de 471,17 millones de euros, de los que el mayor porcentaje corresponde a los incentivos de contratación indefinida de personas desempleadas mayores de 45 años durante tres años, que alcanzarán los 212,88 millones de euros.
Bonificar la contratación indefinida de jóvenes entre 16 y 30 años con especiales problemas de empleabilidad supondrá 124,17 millones, mientras que la conversión en contratos indefinidos de contratos de formación y en prácticas, relevo y sustitución sumarán 53,58 millones de euros para los próximos años.
Asimismo, el Ejecutivo estima que la exención de cotizaciones sociales de empresarios y trabajadores en contratos para la formación, que para 2010 se fijan en 450 euros anuales para el empresario y 73 euros para el trabajador alcanzarán los 80,54 millones de euros.
Otra de las novedades incluidas en la norma, el reconocimiento de la prestación de desempleo en los contratos para la formación a partir de 2011 supondrá un coste de 30 millones acumulado entre ese ejercicio (16 millones) y 2012 (14 millones).