Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno mantiene el histórico viaje de Moratinos a Gibraltar

Miguel Ángel Moratinos irá a GibraltarReuters
El Gobierno no tendrá en cuenta las críticas que ha formulado el Partido Popular al Ejecutivo y mantendrá el viaje que el titular de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, tiene previsto realizar el próximo martes a Gibraltar. Será la primera visita de un ministro español desde la firma del Tratato de Utrech, por la que España perdió la Roca.
Este pasado sábado, el vicesecretario de Política Territorial del PP, Javier Arenas, exigía a Moratinos que suspendiera la visita, "hasta que no cesen las amenazas y los insultos que se están produciendo por las autoridades gibraltareñas". Arenas calificaba además de "permisiva" la política diaria llevada a cabo por el Gobierno.
El Gobierno, por su parte, argumenta la visita porque no han cambiado las circunstancias desde que el pasado viernes las tres partes del Foro Tripartito, España, Reino Unido y Gibraltar, llegaran a un acuerdo para que se realizase. En principio, este acuerdo versa sobre aspectos técnicos y no se va a tocar el polémico tema de la soberanía.
El primer jefe de la Diplomacia española en pisar Gibraltar
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, se convertirá este martes en el primer jefe de la Diplomacia española que visite Gibraltar, tras sortear una nueva disputa sobre la soberanía de las aguas que rodean el Peñón que puso en peligro hasta el último minuto este desplazamiento.
Moratinos viajará a Gibraltar para participar junto con su colega británico, David Miliband, y el ministro principal del Peñón, Peter Caruana, en el III Encuentro Ministerial del Foro de Diálogo que crearon en 2004 los ejecutivos de España, Reino Unido y el Peñón para avanzar en la cooperación local.