Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno "estudia" vincular el salario de los funcionarios a su productividad

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha desvelado que el Ejecutivo está "estudiando" una fórmula que permita ligar el salario de los funcionarios a su productividad y ha rechazado la posibilidad de que los trabajadores públicos no tengan carácter indefinido.
Para poner en marcha esta medida la secretaria de Estado de Función Pública, Consuelo Rumí, se reunirá con los sindicatos con el objetivo de estudiar cuál es la fórmula más oportuna.
Chaves, sin embargo, ha rechazado tajantemente terminar con el carácter indefinido del trabajador público porque, según ha defendido, no apoya que la administración pública "sea una empresa privada".
A su juicio, el sector privado no presta mejores servicios ni funciona mejor que la administración pública.
"La administración pública ahora no se puede privatizar a través de que la relación funcionarial se convierta en relación privada como la de cualquier otra empresa", ha insistido antes de reconocer sin embargo que, "lógicamente", sí que se debe mejorar la situación de los funcionarios, su formación y su prestigio ante la sociedad.
La reforma en abril
Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha acordado con los portavoces de la Comisión del Pacto de Toledoacelerar sus trabajos para concluirlos en diciembre, dando lugar a un documento de recomendaciones que sirva de base a la negociación del Gobierno con los agentes sociales en los dos primeros meses del año, tras el que se presentará un proyecto de ley de reforma del sistema de pensiones "no más allá" de abril.
Gómez ha negado que este calendario suponga un "retraso" en los planes del Gobierno y ha remarcado su intención de alcanzar un acuerdo con todos. "El Gobierno cree que es posible", ha incidido el ministro.
Jubilación a los 67
Asimismo, ha afirmado que el Gobierno mantiene su apuesta por elevar la edad de jubilación de los 65 a 67 años, que considera que debe ser incorporada a la recomendaciones tal y como la ha planteado el Ejecutivo hasta ahora para "afrontar el reto demográfico". "Si cada vez vive más, es evidente que el esfuerzo debe agrandarse y no hay forma de desconocer este reto a medio y largo plazo", ha remarcado.
Por otro lado, ha insistido en desvincular el acuerdo del Pacto de Toledo de la "medida coyuntural" de la congelación de las pensiones contributivas en 2011. "El Pacto siempre ha excluido la coyuntura económica y debe seguir siendo así", ha remarcado.