Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno estadounidense controlará el sector tabacalero

A pesar de las objeciones de la industria tabaquera, el Senado de Estados Unidos ha aprobado este jueves entregar a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) el control sobre los ingredientes que se utilizarán para la producción de sus productos, la venta y la publicidad.
La industria tabaquera norteamericana que mueve 89.000 millones de dólares anuales, está obligada con esta ley a declarar de qué están compuestos sus productos, entre los que se incluyen cigarrillos, puros y tabaco de mascar. Además, el organismo del Gobierno federal está autorizado para prohibir el uso de las sustancias que considere nocivas.
En cuanto a la publicidad, esta ley de control obliga a las tabacaleras a aumentar las advertencias en los envoltorios e incluir imágenes sobre los daños para la salud que puede causar el tabaco.
También pondrá un límite al número de publicidad emitida de tabaco y la compañías tabacaleras deberán eliminar las denominaciones "light", "mild" y "low" a no ser que se pueda demostrar que los ingredientes utilizados para este tipo de sustancias sean realmente menos nocivos.
Esta ley no sólo reducirá el número de muertes causadas por el hábito sino que también significará un ahorro anual de unos 100.000 millones de dólares en costos por atención médica para los estadounidenses.
Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, que ha reconocido que fuma ocasionalmente, ha asegurado que promulgará la ley en cuanto llegue a la Casa Blanca. Según fuentes legislativas, esto podría suceder la próxima semana.