Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno salva el 'decreto antidéficit'... pero afronta su peor momento

El Gobierno se jugaba su plan de ajuste, el mayor de la democracia, y lo ha salvado gracias a CiU. Su portavoz en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran y Lleida, adelantó que su grupo se abstendría en la convalidación del decreto de medidas antidéficit, que incluye la rebaja de los sueldos de los funcionarios y la congelación de las pensiones en 2011.
Duran i LLeida, se dirigió en exclusiva a Zapatero "por ser una sesión excepcional" y hay que "asumir todas las responsabilidades necesarias", aunque otros grupos "escondan la cabeza bajo el ala", en alusión al PP, con la vista puesta en la federación nacionalista. "Pero nosotros no pensamos en las próximas elecciones", incidió Duran, quien señaló que su votación puede "no ser entendida" por sus propios votantes.
"No aplaudan, no estoy de acuerdo co ustedes"
No obstante, ha advertido de que si no se aprueba el decreto, las fianzas públicas españolas entrarían en riesgo de intervención como Grecia, lo que complicaría aún más los problemas de funcionarios y pensionistas. En este punto fue alabado por la bancada socialista, si bien Duran se mostró inflexible.
"No me aplaudan porque no estoy de acuerdo con ustedes", incidió Duran quien añadió que Zapatero "ha concluido su etapa de Gobierno", aunque antes de abandonar el poder debe aplicar de una vez reformas laborales y del sistema financiero.
"No convoque elecciones ahora, en el peor momento de crisis", señaló Duran, e instó al Gobierno a convocar elecciones cuando se celebre el debate de los Presupuestos de 2011, que no contarán con el apoyo de CiU. "El problema es usted", le espetó al jefe del Ejecutivo.
El PP insiste en la crítica
Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, confirmó el voto en contra de su formación al decreto antidéficit del Gobierno por considerar que es "improvisado, insuficiente e injusto".
Además, le dijo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ni merece ni está en condiciones de pedir el respaldo del PP porque se ha convertido "en el principal problema de la economía española".
"Los débiles pagarán la crisis"
A continuación, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, aseguró que su grupo rechaza el decreto de recortes del Gobierno porque "los débiles no pueden ser los primeros" en pagar la crisis tras la política "errática, confusa y equivocada" de José Luis Rodríguez Zapatero.
En este sentido, los partidos de la izquierda en el Congreso (ERC-IU-ICV) han asegurado que votarían en contra del decreto-ley de medidas contra el déficit público porque hace pagar la crisis a "justos por pecadores" y no adopta auténticas reformas estructurales.
Durante el debate de convalidación en el pleno del Congreso de este decreto, el portavoz del ERC, Joan Ridao, recriminó al Ejecutivo que haya renunciado a su "principal divisa", que era la protección por desempleo, y haya recortado los derechos de los pensionistas, de los dependientes y de los empleados públicos, "algo que nadie ha hecho en Europa en los últimos tiempos".
Por su parte, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, alertó al Gobierno de que la aprobación de este decreto ley "empieza un camino irreversible hacia una huelga general" y le recordó que "las victorias pírricas son las derrotas más amargas".
Salgado pide un esfuerzo
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha sido la encargada de defender, en el pleno del Congreso de los Diputados, el decreto aprobado en el Consejo de Ministros contra el déficit.
Salgado ha defendido que es "urgente replantear el ritmo de la estrategia de salida de la crisis", y ha apuntado que es "imprescindible" reducir el déficit público ante la "gran inestabilidad reinante en los mercados".
Según la vicepresidenta segunda, la economía está en un "momento crucial" y "las medidas que se tomen ahora van a ser determinantes para el desarrollo" de la economía española en el futuro.