Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno considera que "el desencuentro" con EEUU por la retirada de Kosovo era evitable

Bernardino LeónCNN+
En declaraciones a los periodistas en Málaga, tras la reunión que mantuvo este viernes en Washington con el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones, Bernardino León ha recordado que las declaraciones de "sorpresa y decepción" de Estados Unidos fueron efectuadas horas antes de la recepción en la que explicó "el fondo de la decisión" y el proceso por el que han llegado a ella.
León ha reconocido que en su entrevista con el consejero de Seguridad de la Casa Blanca, la retirada de España de Kosovo "ocupó una parte importante de la conversación" y que cuando la explicó encontró "reacción positiva y de plena comprensión". En su opinión, si se hubieran dado explicaciones antes "se habría evitado" declaraciones de decepción de EEUU.
El general Jones, por su parte, ha asegurado comprender la decisión de España de retirar sus tropas de Kosovo, También ha hecho saber a León, que están dispuestos a "pasar página", para que este asunto "no deje ninguna huella en la relación bilateral". La reunión en Washington ha rebajado, así, el enfado que la decisión española generó en un primer momento en la administración Obama.
Profundamente decepcionados
El portavoz del Departamento de Estado estadounidense Robert Wood aseguró sentirse "asombrado" y "profundamente decepcionado" por la retirada de España de Kosovo. Para Wood, España no ha respetado el principio de la OTAN 'entramos juntos, salimos juntos', firmado por los aliados en 1999 (cuando se alzó la misión de paz).
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió desde Bruselas, que España podía acordar el repliegue de forma autónoma, del mismo modo que decidía en solitario participar en las misiones internacionales. También pidió "respeto" a los aliados de la OTAN. Y es que Zapatero considera que España ha cumplido "con creces" su compromiso de estabilidad en los Balcanes, y que la retirada de las tropas es "coherente" con el hecho de no haber reconocido la independencia kosovar.