Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno lamenta pero no condena la actuación de Marruecos en el Sáhara

Trinidad Jiménez espera la confirmación oficial de la muerte de un español en El AaiúnCuatro/CNN+
La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha insistido este viernes en no condenar los "graves hechos" ocurridos en El Aaiún debido a la confusión que persiste, y ante el hecho de que otros gobiernos y organismos internacionales tampoco lo han hecho.
"Para condenar habría que tener un conocimiento completo de cuáles han sido los hechos que se han producido", ha subrayado al término del Consejo de Ministros.
Según Jiménez, el Gobierno no se quiere "apresurar" en su condena y está a la "espera" de que algún organismo internacional ofrezca un balance de lo ocurrido. En este sentido, ha hecho especial hincapié en que "ninguna institución, ningún organismo ni gobierno lo ha hecho".
En este sentido, la ministra ha negado que el Ejecutivo tenga "ningún tipo de temor" a represalias por parte de Marruecos en el plano de la cooperación en la lucha contra la inmigración y el terrorismo si se condena su intervención para desmantelar el campamento de protesta de El Aaiún.
El Gobierno defiende los "intereses de España"
El Gobierno está defendiendo "los intereses de España" y considera que su "actuación requiere el nivel de gestiones que hemos mantenido hasta el momento para ser útiles y contribuir a la solución de esta situación que se ha creado". "Vamos a seguir trabajando", ha asegurado, defendiendo una vez más la "prudencia".
En una intervención inicial en que ha formulado la posición del Gobierno español respecto a lo ocurrido, Jiménez ha lamentado "profundamente la pérdida de vidas humanas" en los "hechos graves" ocurridos en El Aaiún y expresado la "profunda preocupación" del Ejecutivo.
"El Gobierno rechaza la violencia como método para resolver conflictos", ha afirmado, instando a las partes al "diálogo" y a la "contención para restablecer la normalidad en la zona".
Pide la presencia de medios españoles
Por otra parte, la jefa de la diplomacia ha asegurado que se ha solicitado a Marruecos que "facilite el acceso" a la prensa española para que pueda "trabajar con normalidad y total transparencia".
Asimismo, ha expresado la "solidaridad" con los periodistas que están informando sobre los acontecimientos" y el "apoyo" del Ejecutivo a la "labor imprescindible para el conocimiento de la situación".
Por ello, ha añadido, lamenta "la expulsión de los periodistas de la cadena SER independientemente de que no entraran o no contaran con la autorización exigida por las autoridades marroquíes". Igualmente, la ministra ha pedido que "se restituya la acreditación al corresponsal del periódico 'ABC'".
Localizados los españoles en el campamento

En cuanto a los tres españoles que se encontraban en el campemento de protesta y que actualmente están en El Aaiún, Jiménez ha indicado que están "localizados" y hay un contacto "permamente" con ellos para saber si están bien. "Esperamos hacer las gestiones necesarias para poder sacarlos de la zona", ha precisado.
Por otra parte, ha insistido en pedir a Marruecos que aclare de "manera urgente las circunstancias en que se produjeron los hechos" del lunes y en concreto el fallecimiento del ciudadano con DNI español Baby Hamday Buyema.