Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno chileno confirma que los muertos por el terremoto llegan a 452

Chile vive en el caosCNN+/Cuatro
El Gobierno chileno ha confirmado este sábado que los muertos a causa del terremoto ocurrido hace una semana en la zona centro sur del país son 452. Según ha explicado el viceministro del Interior, Patricio Rosende, se trata de personas plenamente identificadas por sus huellas dactilares.
Todos murieron a causa de los derrumbes provocados por el seísmo 8,8 grados Richter y también debido a los tsunamis que arrasaron con una docena de pueblos y balnearios pesqueros de la zona donde se registró el epicentro, a unos 500 kilómetros al sur de Santiago. Rosende, quien desde el jueves es el único portavoz oficial para el caso de las víctimas fatales, no se refirió al número final de desaparecidos, los que hasta el momento están cifrados en 48 pero que, tal como lo ha dicho la presidenta Michelle Bachelet, se espera que aumenten de manera considerable.
Rosende ha dicho que "quienes han muerto en esta catástrofe son personas y no números y mientras no tengamos nosotros la certeza total de quiénes son los chilenos que han fallecido en esta catástrofe nos vamos a limitar a informar de aquellos respecto de quienes sí podemos acreditar su identidad".
Hasta el jueves, el gobierno hablaba de 808 fallecidos, cifra que fue anulada al detectarse una serie de errores en la sumatoria de víctimas con personas que aún están desaparecidas y respecto de quienes no se ha confirmado fallecimiento.
La ONU envía su primer cargamento con ayuda alimentaria

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de Naciones Unidas anunció este viernes que ha enviado un avión con ayuda alimentaria para los afectados por el terremoto.
El aparato abandonó el viernes por la noche la capital de Ecuador, Quito, y tiene como destino Concepción, ciudad en la que se registró el epicentro del seísmo, ha informado el PAM en un comunicado emitido este sábado (en España).
Se trata del primer envío de ayuda alimentaria realizado por la ONU, aunque el próximo domingo saldrá un segundo avión. Ambos llevarán un cargamento total de 70 toneladas de galletas energéticas, con las cuales se podrá alimentar a más de 35.000 niños durante un periodo de cinco días.
"Estamos entristecidos por las pérdidas de vidas humanas y la destrucción causadas por el terremoto", ha indicado el director regional del PAM, Pedro Medrano. "Estamos trabajando de cerca con las autoridades chilenas para repartir estos alimentos de consumo rápido para los niños más vulnerables; aquellos que viven en las zonas del desastres, que han perdido sus hogares y no se pueden alimentarse", ha añadido.