Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba ayudas a los desempleados sin subsidio y avanza en el paro para los autónomos

El Ejecutivo impulsa nuevas medidas económicas destinadas a ayudar a quienes no encuentran empleo. La principal medida aprobada en este Consejo de Ministros extraordinario es la prestación de 420 euros para los desempleados que hayan agotado el paro y que no perciban algún subsidio.
Según la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se trata de una medida "necesaria e inaplazable", a la vez que "extraordinaria y limitada". Según lo aprobado la duración de la ayuda será de seis meses desde su entrada en vigor, si bien podrá prorrogarse por periodos similares siempre que la tasa de paro supere el 17 por ciento.
La percepción de estas ayudas será incompatible con otras rentas concedidas por las distintas Administraciones Públicas, y el perceptor deberá participar en itinerarios de inserción, que mejorarán sus capacidades y competencias profesionales. Podrán ser beneficiarios de este programa los desempleados menores de 65 años que hayan agotado la prestación por desempleo no tengan derecho al subsidio, siempre que carezcan de rentas superiores al 75 por ciento del salario mínimo interprofesional.
Paro para los autónomos
En la misma línea de ayudar a quienes no reciben ayuda alguna pese a encontrarse en situación de paro, el Gobierno avanza en el reconocimiento del derecho a subsidio por desempleo para los autónomos. Es el primer paso para hacer realidad este compromiso incluido en el Estatuto del Trabajo Autónomo.

La cuantía del subsidio, durante todo su periodo de disfrute, será del 70 por ciento de la base por la que venía el autónomo cotizando durante los doce meses anteriores. La prestación no será menor de 583,38 euros mensuales y no podrá superar los 1.383,9 euros. Además, tendrá una duración de entre dos y seis meses y de hasta nueve en el caso de los mayores de 60 años.
La duración de la protección estará en función de los periodos de cotización efectuados dentro de los 36 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad, de los que al menos 12 meses deben ser continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese.
Nuevos motores económicos
Por otra parte el Ejecutivo continúa impulsando el cambio del modelo productivo español. El consejo de Ministros de este jueves ha analizado n informe sobre el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible.
Esta ley está destinada a situar a la economía española sobre los cimientos del conocimiento y la innovación, con herramientas respetuosas con el medio ambiente y en un entorno que favorezca el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social.
La norma incluye la creación de un nuevo Fondo de Inversión Local para 2010, que contará con una dotación de 5.000 millones de euros y perseguirá, además de la creación de empleo, promover un modelo económico sostenible. El Gobierno, satisfecho con el actual Fondo Local de Inversión Local, usará este de ejemplo para el de 2010.