Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno anuncia subida de impuestos para las rentas altas

Las mismas fuentes, que no descartaron que las cuentas públicas del próximo año vayan a incluir alguna novedad fiscal más, indicaron que este tramo de renta verá incrementada su tributación, pero no precisaron si el nuevo tipo se situará en el 45 por ciento o bien algo por encima. Tras la última reforma fiscal, aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el IRPF cuenta con cinco tramos: del 24 por ciento para las rentas de entre 5.050 y 17.360 euros, del 28 por ciento para los ingresos de entre 17.360 y 32.360 euros, del 37 por ciento entre 32.360 y 52.360 euros y del 43 por ciento para los ingresos a partir de este importe.
El Gobierno aprobará este viernes el proyecto de Ley de los Presupuestos de 2011 y será entonces cuando dé a conocer todos los detalles del aumento fiscal, dado que todavía está barajando diversas posibilidades. Lo que sí parece claro, según ha reiterado en varias ocasiones la vicepresidenta económica, Elena Salgado, es que la medida no tendrá un fuerte impacto recaudatorio, ya que el porcentaje de contribuyentes del IRPF con rentas anuales superiores a la cifra barajada no es muy cuantioso.
Según cálculos de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), elevar al 45 por ciento el último tramo del IRPF para rentas a partir de 100.000 euros supondría una recaudación adicional de 185 millones de euros (el 0,017 por ciento del PIB), que disminuye a 104 millones de euros si el tipo se aplica a partir de unos ingresos de 150.000 euros. Con los últimos datos disponibles, recogidos en la Memoria de la Administración Tributaria de 2008, el número de declaraciones del IRPF con rentas superiores a 120.000 euros asciende a 165.638, el 0,9 por ciento del total.
Este mismo miércoles, durante la sesión de control en el Congreso, la vicepresidenta económica ha descartado la posibilidad de que el Gobierno incluya modificaciones fiscales "sustantivas" en los Presupuestos del año que viene, aunque no "algún pequeño ajuste" dirigido a las rentas más altas. Salgado ha confiado en que las personas con mayor capacidad estén dispuestas a realizar un esfuerzo para contribuir a la reducción del déficit. "Si les preguntáramos, seguro que dirían que sí", ha señalado la titular de Hacienda.
Fue el propio Zapatero el que anunció en el Congreso este incremento del impuesto para los contribuyentes con más capacidad económica, con la finalidad demejorar la equidad del tributo y que las rentas más altas hicieran un esfuerzo mayor en asumir el coste de la crisis, tras el recorte del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones, que afectan principalmente a los sectores más desfavorecidos.
435,4 millones de euros
Aplicar un tipo marginal del 45 por ciento a rentas superiores a 120.000 euros supondría una recaudación adicional de 435,4 millones de euros, según los datos calculados por los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). El Gobierno ha confirmado ya que incluirá en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año que viene un nuevo tramo en el IRPF para las rentas a partir de 120.000 ó 130.000 euros, que serán gravadas con un tipo superior al 43 por ciento, el actual tipo máximo.
Sin embargo, el Ejecutivo, que no descarta incluir alguna novedad fiscal más, no ha precisado si el nuevo tipo marginal se situará en el 45 por ciento o bien algo por encima de esa cifra. Por este motivo, Gestha ha hecho diferentes cálculos para valorar el incremento de la recaudación que supondría el cambio fiscal. Así, si se crea un nuevo tipo marginal del 45 por ciento para este tipo de rentas, la recaudación del impuesto aumentará en 435,4 millones.
Si el nuevo tipo se elevara al 47 por ciento, la recaudación adicional sería de 990,8 millones, cantidad que se elevaría a 1.733,9 millones si el tipo se situara finalmente en el 50 por ciento. En todos los casos, el número de declarantes afectado se situaría en 156.101 contribuyentes. El próximo viernes el Gobierno aprobará el anteproyecto de Ley de los Presupuestos de 2011 y dará a conocer todos los detalles del aumento fiscal, dado que todavía está barajando diversas posibilidades.