Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y el PP mantienen las discrepancias antes de negociar el pacto

Las discrepancias entre el Gobierno y el PP sobre las medidas económicas para superar la crisis han vuelto a materializarse en la sesión de control en el Congreso de los Diputados, donde Soraya Sáenz de Santamaría ha vuelto a denunciar el "desgobierno" y la vicepresidenta Elena Salgado ha reclamado "un poquito más de rigor y un poquito más de arrimar el hombro".
La portavoz del PP ha dirigido su pregunta esta vez a la vicepresidenta segunda, una decisión "deliberada" después de meses centrando sus ataques en la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ausente igual que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy.
Falta de credibilidad
Sáenz de Santamaría ha subrayado que el presidente aprovecha cada comparecencia para anunciar el final de la crisis, pero la última vez sólo 48 horas después el gobernador del Banco de España "enmendó la plana" al Gobierno y a mitad de legislatura carece "de credibilidad, de política económica y de presupuestos".
A pesar de la tesis de que el gasto público contribuiría a crear empleo, añadió, hoy España tiene el mayor déficit de su historia democrática y el mayor número de parados, empresas y familias siguen teniendo problemas para acceder al crédito y para mantener el ritmo de gasto se han aprobado subidas de impuestos especiales, de la renta y del IVA.
A ello se une, concluyó, "el caos" de anuncios y desmentidos, "decir una cosa en Madrid y mandar otra a Bruselas", y que cada miembro del Ejecutivo diga cosas distintas en foros internacionales, "un auténtico desgobierno".
Las previsiones del Gobierno se cumplen
Ante la pregunta de Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado en el Congreso que el Banco de España no tiene previsiones para 2010 "distintas" a las que hizo en abril-mayo de 2009, que arrojaban una caída del PIB del 1 por ciento, y ha recalcado que las del Ejecutivo"se están cumpliendo", con una contracción del 3,6 por ciento en 2009, ya confirmada por el INE.
En todo caso, Salgado ha recalcado que, si como afirman algunos medios, el Banco de España plantea que el PIB retrocederá este año un -0,5 por ciento, la cosa "ha mejorado algo", aunque ha insistido en que las previsiones de esta institución para 2010 siguen siendo las que efectuó en la primavera pasada.
El 'caso Faisán'
Los diputados 'populares', Ignacio Cosidó e Ignacio Gil Lázaro, han vuelto a la carga con el caso del supuesto 'chivatazo' a ETA y piden la dimisión del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que les ha respondido que él es un hombre de Estado y que nunca ha levantado la guardia frente a los terroristas, prueba de ellos es que durante la tregua se produjeron varias detenciones.
Sobre la reforma aeroportuaria

Por otra parte, el ministro de Fomento, José Blanco, recalcó que hará una "profunda reforma" para desarrollar un sistema aeroportuario y una gestión más moderna, más eficaz en la prestación de servicios, más eficiente económicamente y "más adecuada a la estructura territorial de España".
"Queremos que sea una reforma estructural y de calado", incidió Blanco en respuesta a una pregunta del diputado del PNV José Ramón Beloki, al tiempo que reiteró que la ley de modernización del sector aeroportuario llegará al Congreso en el primer semestre de 2010.