Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sube el IVA, eleva las rentas de capital y suprime los 400 euros

El Consejo de Ministros ha aprobado este sábado el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010, que incluye la anunciada subida de impuestos.
En concreto, el Gobierno ha decidido subir en un punto el IVA reducido y en dos puntos el general, ha suprimido la deducción de 400 euros en el IRPF y ha elevado la tributación de los instrumentos del ahorro al 19 por ciento y al 21 por ciento.
Aumento de la presión fiscal
Éstas son las principales medidas fiscales incluidas en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado, aprobado por el Consejo de Ministros, y por ellas el Estado espera conseguir ingresar 10.950 millones de euros el año que viene.
El IVA reducido subirá un punto, hasta el 8 por ciento, mientras que el general lo hará en dos puntos, hasta el 18 por ciento, lo que supondrá una recaudación adicional de 5.150 millones de euros.
La supresión de la deducción de los 400 euros en el IRPF aportará a las arcas del Estado, previsiblemente, 5.700 millones de euros.
En cuanto al aumento de la tributación de las rentas del ahorro, del 19 por ciento para los primeros 6.000 euros y del 21 por ciento para el resto, permitirán recaudar 800 millones de euros más, según los cálculos del Ejecutivo.
Por contra, la bajada del impuesto sobre sociedades en cinco puntos para las pymes y autónomos que mantengan el empleo restará 700 millones a la recaudación.
Déficit del 5,4 por ciento
El Gobierno ha aprobado los Presupuestos, con un déficit del 5,4 por ciento para la administración central, tres décimas menos que el previsto anteriormente, y un recorte del gasto del 3,9 por ciento, lo que supone un esfuerzo de contención de gasto "sin precedentes" en todas las partidas no prioritarias.
Así lo ha anunciado la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario, donde ha asegurado que los Presupuestos son "austeros" y contribuirán a la recuperación del empleo, a la vez que inciden en el gasto social y "comienzan un reequilibrio de las cuentas públicas".
Los ingresos de los Estado, después de la cesión a los entes territoriales, alcanzará los 121.626 millones de euros, mi 21,2 por ciento más que la previsión de liquidación de 2010, mientras que los gastos se situarán en 185.249 millones de euros, un 3,9 por ciento menos que en 2009.