Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sube el IRPF a las rentas más altas y las pensiones mínimas un 1%

El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2011, los terceros de una legislatura marcada por una recesión económica, que obliga al Ejecutivo a presentar sus cuentas públicas más austeras desde que ocupa el poder, con una subida del IRPF y bajo la sombra de la primera huelga general convocada contra José Luis Rodríguez Zapatero.
Se trata de las terceras cuentas públicas elaboradas en un contexto de fuerte crisis económica y las primeras tras salir de la recesión, aunque el paro sigue instalado en una tasa cercana al 20% y el déficit del Estado supera el 9% del PIB.
De hecho, el saldo negativo de las cuentas se ha convertido en la mayor preocupación del Gobierno ante las exigencias de Bruselas, lo que ha llevado al Ejecutivo a incluir en los Presupuestos la Segunda subida fiscal que pone en marcha desde que llegara al poder.
Subida del IRPF
El Gobierno ha optado por crear dos nuevos tramos en el IRPF para subir este impuesto a las rentas más altas, de forma que quienes ganen entre 120.000 y 175.000 euros brutos tributarán al 44% y los que cobren de 175.000 euros en adelante tributarán al 45%.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, al explicar en rueda de prensa el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011.
Subida de las pensiones mínimas
El proyecto de los presupuestos incluirá una subida de las pensiones mínimas del 1% de media. Esta subida se sumará, en algunos casos, a la revalorización automática que afectará el 1 de enero de 2011 a todas las pensiones para compensarles de la desviación de la inflación en el mes de noviembre.
Según datos del ministerio de Trabajo e Inmigración, unos 2.600.000 de pensionistas cobran algún tipo de pensión mínima.
Déficit del 6%
El conjunto de las administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades y ayuntamientos) registrará un déficit del 6% del PIB en 2011, cifra que el Gobierno confía en reducir al 4,4% en 2012 y al 3% en 2013.
Estos 'números rojos' han obligado al Gobierno a reducir algunas partidas que hasta el momento había considerado prioritarias, como la destinada a las inversiones, que en 2011 rondará los 13.500 millones de euros frente a los alrededor de 19.000 millones de euros previstos para 2010.
Además, las partidas ministeriales se verán recortadas entre un 14% y un 15%, volviendo así a los niveles del año 2006, mientras que las destinadas a financiar las prestaciones por desempleo caerá un 1,5%, hasta los 30.140 millones de euros.
Acuerdo con el PNV
De momento, parece que el Gobierno se ha asegurado la aprobación de las terceras cuentas públicas de la legislatura tras cerrar un acuerdo con el PNV para el traspaso de las políticas activas de empleo por 472 millones de euros que se descontarán del cupo.
Con el acuerdo, se transfieren a Euskadi las funciones, bienes y personal de las políticas activas de empleo, incluyendo bonificaciones a las cuotas empresariales, la intermediación laboral (antiguo INEM), la Formación Profesional (tanto ocupacional como continua), la Inspección Laboral y el centro de formación de Bermeo (Vizcaya) dependiente del Instituto Social de la Marina.