Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Ecuador decreta el estado de excepción y ordena al Ejército tomar medidas para garantizar el orden

Correa resulta herido en una revuelta de la Policía y el Ejército, que ha tomado el aeropuertoReuters
"Las Fuerzas Armadas están tomando todas las medidas dentro de la Constitución para garantizar el orden público", ha informado el ministro ecuatoriano de Seguridad, Miguel Carvajal, en declaraciones a la prensa. "Para ello hemos declarado el estado de excepción", ha reiterado.
Según ha indicado Carvajal, los militares "tienen la orden de salir a las calles a mantener el orden constitucional", por ser "leales al orden Constitucional" que "han expresado con sus actos y esta no es la excepción".
En medio de las protestas promovidas por policías, el jefe del Comando de las Fuerzas Armadas de Ecuador, Ernesto González, ha dado un espaldarazo al Gobierno de Correa y ha asegurado que los militares están "subordinados" a la "máxima autoridad que es el señor presidente de la República".
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha denunciado que los sucesos que está viviendo Ecuador suponen un "intento de golpe de Estado" por parte de la oposición y ha precisado que la sublevación de los policías y los militares es "una conspiración que se ha venido preparando desde hace tiempo".
Correa, hospitalizado
El mandatario ha recibido varios golpes en la cabeza con botellas, durante una manifestación en la capital ecuatoriana. Al parecer, ha sufrido los daños después de que los manifestantes lanzasen bombas lacrimógenas.
Correa tuvo que abandonar el Regimiento número 1 de la Policía, donde había acudido para dialogar con los agentes, entre fuertes medidas de seguridad.
Alrededor de 800 oficiales se encontraban en el exterior del edificio, en el marco de una protesta para que se diese marcha atrás a la Ley de Servicio Público. El presidente defiende esta normativa que busca homologar los sueldos de todos los funcionarios públicos restando, en algunos casos, ciertas bonificaciones que serían compensadas con un mejor salario.
La emisora de radio Sonorama ha informado también de que el general de la Policía Freddy Martínez estaba siendo atendido por una herida en la cabeza.
El Ejército toma el aeropuerto de Quito
Además, varios soldados ecuatorianos han tomado la Base Aérea de Quito y han ocupado el hangar donde se encuentra el avión presidencial para impedir su salida. Asimismo, el hangar donde se encuentra el helicóptero presidencial también ha sido bloqueado, informa la cadena Teleamazonas.
La intención de los manifestantes es no permitir la salida del presidente de la República. Los militares habían tomado previamente el Aeropuerto Internacional de Quito así como la base Mariscal, en Sucre. En ambos aeródromos han quedado suspendidas las operaciones.