Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Camps desvía la ayuda al desarrollo a comprar pisos

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, vuelve a defenderse de un nuevo escándalo protagonizado por su Gobierno. En esta ocasión, Camps asegura que "no es cierto" que parte del presupuesto destinado por este Gobierno a cooperación al desarrollo haya acabado invertido en pisos, y ha recomendado a la oposición que se lea el "desmentido" del Ejecutivo autonómico al respecto.
Camps se ha pronunciado así en el pleno de Las Cortes a instancias de la oposición, que le ha preguntado sobre la información que publica el diario "El País", según la cual el Gobierno valenciano otorgó en 2008 subvenciones por más de 1,8 millones de euros a una fundación (de los cuales, 1,6 eran para proyectos en Nicaragua) que los destinó, en su mayor parte, a adquirir dos locales para su sede en Valencia, con garaje y alarma,
Rafael Blasco, que dirige el departamento de Solidaridad y Ciudadanía, además de ser portavoz parlamentario del PP, ha dicho al diputado socialista que, cuando quiera, acuda a su Consellería y le dejará todo el expediente, y le ha pedido que luego tenga "el valor" de ir a Las Cortes a decir que se ha hecho "cómplice de una mentira, de una maniobra absolutamente tendenciosa" y pida disculpas al Gobierno valenciano, que trabaja de forma "ejemplar" en cooperación.