Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albert Ballesta investido nuevo alcalde de Girona

Desde que Carles Puigdemont fue nombrado presidente de la Generalitat hace 15 días, quedaba vacante su anterior puesto la alcaldía de Girona. Elección con polémica, porque Albert Ballesta ocupaba el número 19 en la lista y en el ayuntamiento de Girona, Convergència sólo tiene diez regidores. Por eso, para ser elegido alcalde, han tenido que renunciar al puesto esos diez, más ocho que iban en la lista antes que él. Una fórmula insólita y muy criticada por todos los partidos de la oposición, porque Ballesta ni siquiera trabajaba en el Consistorio. Denuncian que se ha hecho así, porque Puigdemont, el propio president de la Generalitat, es quien ha elegido su sucesor.