Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Georgia señala a Rusia como instigador de un golpe de Estado

El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, durante una congreso de EPPReuters
Un batallón de blindados emplazados en la base militar de Mukhrovani, al este de Tiblisi, se han amotinado esta mañana "sin presentar ninguna demanda concreta", según ha informado el ministro de Defensa, David Sikharulidze.
Según el Gobierno de Tiblisi, el levantamiento militar ha sido organizado por Rusia con el objetivo de impedir las maniobras de la OTAN en Georgia que se efectúan esta semana. El botín se produce nueve meses después del enfrentamiento bélico entre los dos países por el control militar de la región separatista de Osetia del Sur. Además, el Ejecutivo georgiano ha acusado a Moscú de pagar dinero a los sublevados para que perpetren un "golpe de Estado".

Por su parte, el Gobierno ruso ha rechazado las acusaciones de Georgia. Fuentes de seguridad han afirmado que "estas son pesadillas y agonías del régimen de Saakashvili". "No podemos explicarlo de otra forma" han añadido.
El presidente de Georgina, Mijaíl Saakashvili ha asegurado que la situación en el país está "bajo control". Además, Saakashvili ha recalcado que el motín provocado a 30 kilómetros de Tiblisi es un "incidente aislado" ya que "no se ha extendido a otras unidades militares". El presidente georgiano ha responsabilizado de la sublevación a "ex mandos del Ejército y a la Guardia Nacional". Por último, el dirigente ha hecho un llamamiento a Rusia a "abstenerse de acciones provocadoras" tras denunciar que Moscú concentra fuerzas junto a las fronteras georgianas.