Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

General Motors reitera el recorte de producción del 20 por ciento y 9.000 despidos en Opel

Nick ReillyReuters
El consejero delegado de General Motors Europa, Nick Reilly, se ha reunido en la central de Opel, en la ciudad alemana de Rüsselsheim, con el comité sindical europeo. Allí ha presentado el plan industrial que aplicará en Europa para reflotar su filial. Además, Reilly ha declarado que "tenemos que aplicar un plan de reestructuración viable y sostenible para Opel y Vauxhall".
Por su parte, Nick Reilly ha reconocido que algunas de las decisiones a tomar "serán difíciles y dolorosas para algunos trabajadores", y además, ha afirmado que las mismas son necesarias para salvaguardar la marca en un mercado muy afectado por la crisis económica y la creciente competitividad.
El nuevo plan supondrá un coste de 3.300 millones de euros
Debido a todo lo anterior, Reilly ha solicitado la colaboración de los sindicatos, a los que ha pedido que contribuyan al plan de saneamiento y también ha defendido la decisión de la matriz estadounidense de retener Opel y Vauxhall.
Mientras, el jefe interino de GM Europa ha confirmado que el plan de saneamiento costará unos 3.300 millones de euros, una cantidad que contribuirá con sus propios medios. "Es necesario hacer un esfuerzo para concluir este proceso" ha concluido.