Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón declarará el próximo jueves como imputado por los cobros de Nueva York

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón declarará el próximo jueves como imputado ante el Tribunal Supremo (TS) en relación con la querella que se tramita contra él por el dinero que presuntamente percibió del Banco Santander durante su estancia en la Universidad de Nueva York, entre 2005 y 2006.
Esta es la segunda vez que Garzón acude a declarar al Alto Tribunal en calidad de imputado en menos de un año. Lo hizo el pasado mes de septiembre por su actuación en el caso de las desapariciones en el franquismo. Garzón ha presentado su recurso ante el Tribunal Supremo. Por su parte, el juez ha recurrido el auto que anticipa que será juzgado por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo durante la Guerra Civil.
El juez de la Audiencia Nacional será juzgado por admitir a trámite posteriormente una querella formulada contra directivos del Santander, entre ellos su presidente, Emilio Botín, en el proceso penal por las llamadas "cesiones de crédito".
El pasado mes de marzo la defensa de Garzón remitió al Supremo una certificación de la Universidad en la que se afirma que fue el Centro Rey Juan Carlos I el que pidió y recibió financiación del Banco Santander para los cursos en los que participó Garzón y se añade que "ninguno de estos gastos tomaron la forma de compensación directa o indirecta, en dinero o especie, al juez o a su familia".
En el Supremo hay una tercera causa abierta contra Garzón, por ordenar intervenir las comunicaciones en prisión entre varios imputados en el "caso Gürtel" y sus abogados, diligencias que han sido anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por considerarlas "ilícitas".