Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón pudo cometer una falta grave al excarcelar a dos narcotraficantes

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional ha emplazado hoy por unanimidad al Consejo General del Poder Judicial a pronunciarse sobre si la falta del juez Baltasar Garzón al dejar libres por error a dos narcotraficantes turcos ha pasado de leve a grave ante la huida en febrero de uno de ellos.
Con este fin, la Sala -encabezada por el presidente de este tribunal, Ángel Juanes- remitirá a la Comisión Disciplinaria del CGPJ copia del expediente abierto a Garzón por falta leve para que efectúe "una valoración de los hechos atendidas las circunstancias sobrevenidas", en referencia a la huida de Sahin Eren, que no se había producido cuando se incoó el expediente en enero pasado.
La Sala de Gobierno ha tomado esta decisión en una reunión en la que tenía sobre la mesa la propuesta de sanción de cien euros que por estos hechos había hecho el instructor del expediente, José Luis López Múniz, después de que el Consejo remitiera estas diligencias a la Audiencia al creerla competente para ello por calificar los hechos como falta leve.
El CGPJ activó la investigación de estos hechos el pasado mes de octubre a raíz de una queja del sindicato ultraderechista Manos Limpias, que acusó a Garzón de negligencia por no haber prorrogado en plazo la prisión, lo que motivó la excarcelación de los dos narcotraficantes. Se trata del mismo sindicato al que recientemente el Tribunal Supremo le ha admitido una querella, también contra Garzón, en la que acusa al juez de prevaricar al declararse competente para investigar las desapariciones en la Guerra Civil y el franquismo.
Las explicaciones de Garzón
En el informe que Garzón envió al CGPJ para explicar la excarcelación, el juez reconocía que se debió a un error en la identificación de los días de detención y prisión de los dos procesados, Erdem Vardar y Sahin Eren, en las carpetillas que inician las piezas de situación de ambos.
Igualmente, argumentaba que desde la Fiscalía "en ningún momento se advirtió o se avisó del agotamiento del plazo" y que en las fechas en las que se produjo este error su Juzgado controlaba un total de 270 presos preventivos, todos "en plazo y debidamente controlados".
Garzón alegó además que los máximos responsables de la organización continúan en la cárcel, que Vardar y Eren "eran simples porteadores" y que comparecieron en septiembre para poner de manifiesto su voluntad de someterse a la acción de la Justicia.